Imprimir esta página

Bomberos de Vigo llevan al juzgado el decreto de servicios del Ayuntamiento

Miércoles, 18 Septiembre 2019 17:59
Valora este artículo
(0 votos)
por

Alrededor de medio centenar de bomberos de Vigo se han concentrado este martes a las puertas de los juzgados por la celebración de un juicio tras la denuncia interpuesta por la CIG contra el decreto del Ayuntamiento que les obliga a multiplicar su carga de trabajo.

 

"Es vergonzoso que este Gobierno nos esté esclavizando cuando estamos dispuestos a dar un servicio de calidad a los vigueses, y eso no se está pudiendo garantizar porque no hay personal para ello", ha dicho Miguel Uclés, delegado de la CIG del servicio de extinción y salvamento del Ayuntamiento de Vigo.

 

Bomberos de Vigo llevan en huelga indefinida desde el pasado 14 de agosto, y desde entonces han presentado dos denuncias ante Inspección de Trabajo ante una situación que consideran insostenible y arriesgada. "Nos obligan a hacer un exceso de jornada y anulan nuestro descanso.

 

Hemos llegado a hacer en nueve días cinco guardias de 24 horas, 120 horas laborales, cuando un funcionario normal hace 37 horas y media a la semana.

 

Estamos en una situación de estrés laboral, falta de conciliación familiar, fatiga, y eso conlleva inseguridad para nosotros y los ciudadanos", ha explicado David Mosquera, de la CUT. Actualmente, los bomberos son incapaces de cumplir siquiera con los servicios mínimos, ya que, según denuncian, en torno a un 30 por ciento de la plantilla se encuentra de baja.

 

Esgrimen que el ratio en función de los habitantes señala que Vigo debería tener casi 150 bomberos y actualmente apenas tiene cien, y aunque el Ayuntamiento, con el que las conversaciones están estancadas, ha convocado 24 nuevas plazas, la situación del cuerpo seguirá siendo precaria. "Ellos se basan en que van a sacar una oferta pública de empleo pero hay que sacarla, hay que publicar la bases y todo. Eso va a llevar meses y nosotros lo que decimos es que necesitamos soluciones inmediatas", denuncia Uclés.