Imprimir esta página

La CIG contraria a proyecto de crear agencias que desaprovechan talento gallego

Viernes, 30 Enero 2015 17:01
Valora este artículo
(0 votos)

El sindicato CIG denunció hoy la intención de la Xunta de crear dos agencias especializadas en el ámbito de la salud pública porque, según el texto presentado, no aprovecha el talento de profesionales e investigadores gallegos, y en cambio pretende colocar al frente a cargos "insuficientemente capacitados".

 

Dos representantes de CIG-Saúde, Manuel González Moreira y María Xosé Abuín, reclamaron en una conferencia de prensa la retirada de los proyectos de la Xunta por considerar que su actual redacción no se corresponden con las necesidades de Galicia, especialmente en el ámbito de potenciar la investigación y el desarrollo, y pidieron la apertura de negociaciones con expertos del sector.

 

Abuín opinó que la intención de la Xunta es "crear dos chiringuitos e incrementar los puestos de libre designación", con el agravante de que "ya saben a priori, sin presentar una convocatoria pública, que dos serán de alta dirección". Precisó que el probable nombramiento de uno de esos directivos, que ejerce actualmente de jefe de servicio y que tiene una función equivalente a "auxiliar administrativo", supone "saltarse la normativa vigente de la función pública".

 

La representante de la CIG lamentó la "ceguera y prepotencia" del actual Gobierno de la Xunta, ya que destacó que hay profesionales y científicos en Galicia muy capacitados para liderar esas agencias especializadas. González Moreira indicó que en la postura adoptada por la Xunta "parece que lo único que pretendan es regular cargos y no potenciar el conocimiento". Advirtió de que dejar la investigación y el desarrollo "en manos de empresas privadas", especialmente en un momento en que los nuevos tratamientos de la biomedicina se han convertido en un "elemento de poder", supone un riesgo para la salud pública.

 

"Si renunciamos al valor más importante que tenemos, que es el conocimiento, estamos renunciando a tener una salud pública de calidad", afirmó, y apuntó que "por muchos recursos materiales y económicos, es necesario tener conocimiento para aplicarlos" y para ello destacó que Galicia "cuenta con profesionales cualificados". Para el representante de la CIG, "el hecho de que todo el conocimiento y la investigación pueda quedar en manos de empresas privadas" supone que para los expertos y profesionales que deben tomar decisiones, sus "fuentes de información" quedarían reducidas a las proporcionadas por la industria farmacéutica.

 

"Por mucho que intentemos mantener una posición honesta y buscar lo mejor para los pacientes, los elementos que tenemos para esa toma de decisiones no son objetivos y desinteresados", señaló, y advirtió de que "cuesta mucho trabajo discernir la información que de verdad está sustentada en datos científicos de la de intereses económicos de los laboratorios".