Imprimir esta página
Salud

Advierten de que el radón tiene una alta concentración en Galicia

Miércoles, 19 Septiembre 2018 13:01
Valora este artículo
(0 votos)
por

El cancerígeno gas radón se encuentra concentrado muy por encima de los niveles recomendados en Galicia y el resto del territorio nacional, advierte el director del Laboratorio del Radón en Galicia, Xoán Miguel Barros. Tal y como el profesor Barros ha explicado a Efe, acerca de la encomienda del laboratorio de la investigación del radón de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), "los niveles son altos sobre todo en toda la costa oeste de la península ibérica con una lengüeta que comienza en la sierra madrileña y abarca Extremadura, Sevilla y Huelva, Castilla y León, en Asturias un poco de la zona oeste, y prácticamente toda Galicia".

 

El radón resulta de la desintegración de radio y uranio, de manera que "el radio tiene 1.580 millones de años de vida media y el uranio 4.500 millones, así que si hay radón en la vivienda lo vamos a tener siempre", ha contado Barros. Además, este gas "se encuentra en casi todas las viviendas gallegas, en torno al 80%, es decir, que probablemente tenga radón cada uno en la suya", ha aseverado el docente.

 

Ha indicado, asimismo, que el radón es un gas radiactivo, "contiene radiaciones alfa", por lo que "en contacto con la piel no resulta problemático porque las radiaciones no consiguen atravesarla, pero el problema llega si se inhala o respira, ya que entonces puede provocar cáncer de pulmón". Y, dentro de las medidas anti-radón, existen las preventivas, que se realizan en las nuevas construcciones; y las mitigadoras, para las ya existentes. Con el propósito de evitar el radón procedente del subsuelo, en el proceso de construcción se puede instalar una "barrera" previa a la capa de hormigón, es decir, se trata de instalar una capa de áridos de un espesor mínimo de 10 centímetros sobre el sustrato de tierra.

 

En ella se coloca una membrana geotextil y a continuación una membrana de polietileno de 0,4 milímetros como mínimo. En cuanto a las mitigadoras, ha detallado, lo que mejor funciona es tener un buen sistema de ventilación, ya sea natural abriendo puertas y ventanas por las mañanas; o mecánico, que consiste en un sistema de ventiladores con extractor de aire. ¿Y si tengo radón en mi vivienda o puesto de trabajo?, es la pregunta habitual. En ese caso, concluye el especialista, "lo más aconsejable es llamar a un laboratorio certificado y que se mida, y, por supuesto, no alarmarse, ya que los efectos del radón tardan años en producirse y mientras no haya unas mediciones exactas tampoco se puede saber si hay radón en ese edificio".