Imprimir esta página
Sanidad | Sentencia

Indemnizan a una pareja de Vigo por muerte intraútero del bebé que esperaban

Viernes, 01 Junio 2018 10:27
Valora este artículo
(0 votos)
por

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número dos de Santiago de Compostela ha condenado al Sergas a indemnizar a una pareja de Vigo por la muerte intraútero del bebé que esperaban.

 

Los hechos, informa el abogado Cipriano Castreje, de la Asociación del Defensor del Paciente en Galicia, se remontan al año 2014. Una vecina de la ciudad olívica de 36 años de edad se quedó embarazada tras una donación de ovocitos y fue seguida en centros de la red del Sergas hasta que, en la semana 37+4 de gestación y, tras una serie de vicisitudes, el feto falleció intraútero. L

 

os padres, asegura el letrado, "no reciben información adecuada sobre este extremo" e incluso, hasta ese momento, les llegan comunicaciones confirmando que "todo se desarrollaba con normalidad". No obstante, la mujer acudió varias veces a los servicios de urgencia al padecer diversos episodios de sangrados durante el mes de febrero de 2014, el último de los cuales reveló que el feto ya no tenía latido.

 

El abogado del Defensor del Paciente incide en que los profesionales que atendieron a la mujer durante este tiempo utilizaron siempre conceptos "de todo menos claros" para explicarle la situación en la que se encontraba. En concreto, afirma que "nadie es capaz de explicar a los demandantes por qué han ocurrido estos hechos en un embarazo a término y con una evolución que según los que la siguieron era normal".

 

No obstante, un perito especialista de la defensa puso de relieve "una serie de fallos en la estructura del servicio de ginecología del Chuvi" que derivaron en el no diagnóstico de una inserción velamentosa en la semana 20 de gestación.

 

El magistrado considera en la sentencia que hubo "un déficit asistencial que provocó el daño que debe ser indemnizado", aunque la familia no desea hacer pública la cantidad otorgada. La sentencia no es firme y puede ser recurrida por el Sergas, su aseguradora y los propios afectados.