Imprimir esta página
Justicia

Juzgan a un hombre que estafó 53.000 € a una mujer que sedujo en una red social

Viernes, 02 Febrero 2018 20:41
Valora este artículo
(0 votos)
por

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra acogerá la próxima semana el juicio contra un varón que creó un falso perfil en la red social Badoo con el que sedujo a una mujer a la que estafó, con todo tipo de excusas, 53.081,20 euros en diferentes ingresos a lo largo de dos años.

 

El acusado, A.D.I., para quien la Fiscalía pide 4 años de cárcel, se hizo pasar por un vecino de Arteixo de 26 años y de nombre Anxo, que trabajaba en Inditex. A través de este falso perfil atrajo a la víctima, S.G.R., con la que fingió iniciar una relación primero de amistad y luego sentimental, que se desarrolló siempre por medios telemáticos y telefónicos.

 

A ella le contó que era huérfano tras morir sus padres en un accidente de tráfico y que padecía una extraña epilepsia cuya medicación, que traía de Estados Unidos, costaba 6.000 euros al mes. Una vez se ganó su confianza, relata el escrito de acusación, empezó a pedirle dinero, la primera vez el 8 de abril de 2013, cuando le dijo que de camino a Madrid había tenido un accidente y que se había dejado la documentación en casa en la cartera, con 6.000 euros que necesitaba para la medicación.

 

Con la excusa de que necesitaba arreglar el coche, la convenció para que le ingresase en su cuenta 1.300 euros. Ése fue el principio de una sucesión de mentiras con las que A.D.I. obtuvo los 53.081,20 euros en los que la Fiscalía cifra la indemnización que deberá pagar a S.G.R., así como sendas indemnizaciones de 3.400 y 5.600 euros por los daños psíquicos causados.

 

La víctima está diagnosticada de un trastorno por estrés postraumático en grado moderado. A.D.I. la convenció de que mientras trabajaba sufrió un ataque epiléptico y que tuvo que ingresar en el Hospital Juan Canalejo de A Coruña. Luego se hizo pasar por un supuesto amigo y compañero de trabajo y le comunicó a la víctima que 'Anxo' había tenido una crisis y estaba inconsciente; que necesitaba más dinero para la medicación y para pagar la visita de un especialista de Valencia que le iba a instalar un electrodo cerebral.

 

La mujer estafada llegó a trasladarse hasta Arteixo, donde le dio en mano al acusado, que en ese momento simuló ser su amigo íntimo, 800 euros para que fuera a Valencia a acompañar a quien creía que era su novio para la intervención quirúrgica. Más adelante, este falso amigo le pidió dinero a S.G.R. para el traslado en helicóptero de 'Anxo' desde Valencia hasta Galicia, y le contó también que aquel tenía problemas con Hacienda, que lo despidieron sin indemnización y que necesitaba dinero para un abogado. Una vez que la víctima dejó de ingresarle dinero, el acusado comenzó a amenazarla con arruinarle la vida, a desearle la muerte y a hacerle chantaje emocional. 

NOTICIAS RELACIONADAS...