PONTEVEDRA  |  A CORUÑA  |  LUGO  |  OURENSE  |  SANTIAGO  |  VIGO

Lunes, 23 Abril 2018 11:57

Borrón sin cuentas nuevas

Los jóvenes prometen, estudian y trabajan para llevar a feliz término sus conocimientos; lo que no promete es la política que dice estudiar mucho en favor de la sociedad y por el contrario, apenas logran una nota que supere dignamente el suspenso continuo.

 

Sí, estamos en la edad del cable, en el tiempo por el cual discurre una tecnología tan avanzada que a veces algunos no comprendemos, ni tan siquiera su profunda y amenazante progresión, las empresas que se dedican a culminar su exitoso programa de ser punteras en el consumo deberían tratar de al menos, proteger los intereses de los usuarios. Pero no es así, al menos hasta ahora, por cualquier resquicio que nos creamos seguro se cuelan datos que abastecen a los crackers, a la piratería de las redes y al frontón con el que nos pegamos en cada cuestión que no advertimos pueda ser perjudicial para nuestros intereses.

 

El oligopolio de las empresas como Google, Facebook, Twitter o Instagram multiplican sus ingresos y también el desabastecimiento de programas lo suficientemente seguros como para navegar por los infinitos, bueno infinito no precisamente, porque no existe, pero sí los incontables metros de cableado y resonancias estelares, de variedades radiadas en el espacio sideral.

 

Lo que si suma, o resta según la manera, el escepticismo o la incredulidad con que se mire, es el monopolio tecnológico actual de quien tiene los remos para que podamos flotar entre la comunicación abusiva del consumo en las nuevas tecnologías. La anarquía de movimientos es tal que de no poner pronto barreras, puede convertirse en un sin fin de varapalos a las arcas de los diferentes países que se sirven de ellos para todo tipo de una alta actividades de la vida cotidiana, para los servicios más básicos y las urgencias más imprevistas, para el abastecimiento del oxígeno que respiramos o el intento de frenar esa alta contaminación que nos puede mandar al carajo.

 

Siempre hemos creído que todo está en los libros, que la respuesta a cualquier pregunta que pudiésemos plantearnos la tendríamos simplemente echando un vistazo a alguna de las páginas ilustrativas escritas a lo largo de la historia. Todo parece haber cambiado de repente, la calma en el paso de las hojas se ha quedado obsoleto ante el simple ejercicio de mover un dedo por la pantalla de cualquier IPad, e-book o Tablet de última generación; un cambio en la manera de comportarse del ser humano que está comenzando a no saber cómo convivir entre las nuevas tecnologías y el reinado de los libros.

 

El pasado día 20 se celebró la noche de los libros, preámbulo del Día Internacional del Libro el próximo 23 de Abril, es la cita con la educación de la sociedad, una prueba de fuego de que la literatura y el aprendizaje se confirman como las primeras herramientas de progreso en un país que se dice avanzado tecnológicamente, superada la barrera social y equilibrado su sistema económico. Qué triste que otro año más las cosas no las pintan en los libros para que sirvan de aprendizaje a los que usan estos útiles en beneficio propio, sin menoscabo alguno a la ligereza ideológica que les afirma en sus posiciones y sumerge en sus carencias a los ciudadano si ciudadanas cansados de tanta penuria social, tanto descontrol en las cuentas públicas y una ética moral que no figura en ninguna definición e ningún diccionario como lastre y por el contrario, sí se menciona como saber estar con los demás.

Lo que hace unos lustros se veía como un acto puntual tan solo accesible a casos excepcionales con la única idea de servir de ejemplo a la sociedad educativa, hoy en día es algo tan normal; la educación accesible a personas del colectivo de diversidad funcional es un hecho.

 

La UNED, a través de su alto nivel docente, profesional y cualificado en UNIDIS hace posible que la integración de este colectivo con pleno derecho en la universidad haga crecer un nivel de formación antes desaprovechado. Se demuestra cada día que no por el hecho de ser distinto se es diferente a los ojos de la sociedad y su éxito está garantizado.

 

La sociedad en un mundo que alberga a culturas diversas se muestra con un alto índice de deseos de crecimiento a corto plazo, la globalización confirma dicho aumento del interés por el aprendizaje y la curiosidad que demandan las nuevas tecnologías para afrontar nuevos retos. La evidencia es clara, los seres humanos no podemos caer en la dinámica de sabernos más inteligentes que más allá de dónde llega nuestro conocimiento fehaciente de todo lo que hallamos día a día, de lo que la investigación una vez analizado hace valer por sus altas dosis de veracidad y en no decaer en salvaguardar nuestro hábitat poniéndolo a buen recaudo de tantas dosis de contaminación como hasta ahora está sucediendo.

 

La amplia diversidad de colectivos sociales dentro de una universidad es la muestra de que la convivencia en paz hace posible el progreso de nuevas generaciones; se cumplen requisitos favorables para la interacción de personas con discapacidad dentro del núcleo de un aula de formación académica sin distinciones, tan solo con la necesidades básicas producto de cada discapacidad que puedan llevarla a cumplimentar debidamente sus tareas y hacerle accesible a sus condiciones particulares los útiles imprescindibles.

 

Nada mejor que UNIDIS para saber realmente cuales son las necesidades de cada uno de nosotros a la hora de entablar una relación estudiante-docente-técnico, un equipo de trabajo que puede lograr éxitos hasta ahora impensables desde el punto de vista de cada discapacidad en cuestión; es desde UNIDIS desde donde se trabaja diariamente para atender las necesidades de este colectivo y volcarse en su aprendizaje con el esfuerzo del estudiante como herramienta básica de éxito seguro.

 

Atiendo mi diversidad funcional desde la clave del aprendizaje, entiendo que el progreso del conocimiento sirve para algo más qué para aprender nuevas técnicas; Saber de nuestra presencia en este mundo o eliminar barreras. El aprendizaje para el colectivo de discapacidad es una fuente de inspiración diaria de la que beber ávidamente con la intención de hidratar la mente.

 

De la interacción viene la muestra intachable de la empatía, el sublime efecto armónico de personas con distintas cualidades, de diferentes clases sociales pero con la misma fuerza colectiva, la de progresar en un futuro cercano que nos aleje del fracaso del ser humano tan presente en estos tiempos por su desfavorable carácter individualista, basado en el egoísmo irrefutable de ciertas partes de la sociedad que tan sólo atienden a sus propias necesidades. Batallar con el conocimiento, con la educación por bandera y el equilibrio de clases sin diferencia de individuos es acercarnos a un objetivo primordial, el abastecimiento de la formación en nuestra vida que alimente el conocimiento de nuestro tiempo y culmine el favor de la especie humana. Si la discapacidad dentro de su segmentación en algunos aspectos es capaz de seguir regenerándose con la cultura como baluarte, todo resultara más fácil para el resto de protagonistas de esta nuestra vida diaria.

Jueves, 28 Diciembre 2017 11:32

¿Pesadillas navideñas?

Nos volcamos en demandar empleo, exigimos nuestro derecho a una vida laboral plena y sometemos a un análisis crítico a los agentes sociales, verdaderos impulsadores de crecimiento social. Estamos tan preocupados de buscar una alternativa a las colas del INEM que no nos damos cuenta de la pérdida de mano de obra que se lleva acometiendo desde hace ya algunos lustros por los países tecnológicamente progresistas, en una escalada sin freno más preocupada de no quedarse atrás en los mercados cada vez más productivos de las nuevas tecnologías, que en encontrar añadidos a la falta de recursos del Planeta.

 

Se está transformando el mundo laboral cubriendo de mano de obra barata la mayor parte de sus funciones, encaminados a un sueldo precario y a cubrir las necesidades más básicas para la supervivencia digna de las sociedades futuras. Nada es más cierto que la escasa participación en la vida laboral de profesionales que van pasando a artesanos en poco tiempo, escasamente cubiertas las mínimas plazas por miles de aspirantes cuyos estudios aun habiendo sido fructíferos en sus conocimientos se han quedado atrás en la demanda del mercado. La vida agraria, la interacción personal se están transformando en virtuales, en pantallas informáticas analizando números, interpretando costumbres y sumando necesidades a los menos afortunados. Las cualidades personales pasan a ser una mera anécdota en el expediente del aspirante, apenas conocido por la empresa que busca en un perfil procesado una plaza que ocupar, sin apreciar los valores intrínsecos del individuo en cuestión.

 

Y es que el conocimiento repercute en la convicción de la utilidad del hombre, al igual que la formación en las nuevas tecnologías se presenta como la heredera del obsoleto tiempo que se daba para el aprendizaje a pie de puesto; los becarios satisfacen las necesidades d la Patronal y acallan el rumor de los sindicatos, más pendientes de librar una batalla por su reputación y aparentar saldar cuentas con el Estado. Las estadísticas ambiguas se cruzan con el pragmatismo político mezclando intereses pero por el contrario, suprimen esperanza de vida laboral a los más atrasados de experiencia tardía y manos inexpertas en las nuevas demandas laborales bajo el estereotipo de individuos jóvenes, altamente calificados y propensos a las necesidades primordiales de crecimiento personal que les permita independencia económica y la oportunidad de formar una familia, sin tomar en consideración sus muy variadas cualidades./ El liderazgo se establece como único resorte de crecimiento, el éxito está por garantizarse siempre que se cumplan las normas del progreso. Unas normas que se sustentan en el ascenso constante hacía unos mercados cubiertos de alta tecnología, basados en las facultades de cada país por encontrar un puesto dentro del escalafón que le asegure la supervivencia vital de sus sociedades. Algo tremendamente difícil de enfocar a corto plazo desde la perspectiva actual es la escasez de medios para soportar las necesidades de esa parte de la sociedad cuyo tiempo de aportación mediante la cotización proveniente de su función laboral ya ha caducado.

 

La preocupación sobrevuela una parte considerable de individuos con serios problemas de abastecimiento en sus necesidades básicas, con una edad poco propensa a ser sometida a una somera inspección por parte de los empresarios necesitados de mano de obra y ven como estos se apoyan en los pocos medios de los más jóvenes, escasamente formados para surtir de ganancias sus balances empresariales. La cadena de supervivencia del medio laboral se cae a pedazos, oxidada por la carencia de medidas alternativas que sustenten un porcentaje de una sociedad que comienza a mostrarse seriamente escéptica tras más de media década en las listas del desempleo.

 

Las preguntas razonables saltan a la palestra y nutren la desconfianza ¿Se suprimen gastos de I+D+i para adecuar las estadísticas de población en edad laboral frente a la falta de empleo para poder mantenerla? No es ninguna obviedad pensar que somos números en un anagrama de grandes proporciones al que se debe analizar contundentemente para afrontar los riesgos futuros; estamos predispuestos a servir de mano de obra barata las necesidades del mercado, trabajar en pos de un futuro incierto, de una vida acelerada que no nos dejará tiempo para reflexionar detenidamente sobre el paso del tiempo; tan solo pasaremos a ser números añadidos a la sombra de una máquina programada para abastecer de riqueza las aspiraciones de quienes las mantienen y dejando en la oscuridad del anonimato a sus creadores.

 

Son las máquinas el sustento del mundo laboral, las que llegarán a mediciones exactas carentes de sensibilidad que arrojarán al cubo de la desesperanza a todos y todas aquellos que pronto pasarán a formar parte de ese mundo exigente en el que sin recursos perecerás rápidamente. El capital por encima de la supervivencia, el confort de estar subido a los primeros escalafones del progreso no cejará en su empeño por difuminar cualquier medida que no sea la de servirnos de la tecnología para nuestra vida cotidiana.

 

Lo que hace apenas veinte años era una utopía se está convirtiendo en una realidad palpable; somos esclavos de la tecnología, usuarios denostados de un progreso electrizante al que no podemos poner freno. Pero también somos quienes manejamos los mandos de la maquinaria del progreso, los que avanzamos en paralelo a una nueva versión de la vida en nuestro mundo y por ello, debemos seguir siendo animales racionales, dejando fisuras por donde escapar de la fuerza de las máquinas y no dejarnos dominar por ellas como puede llegar a ocurrir si antes no ponemos remedio. Una maquinaria que está sometiéndonos a su antojo, llevándonos por caminos inexorables y desconocidos a los que no sabemos poner remedio; el uso de esta nueva tecnología nos convierte en seres dependientes, en individuos carentes de empatía, la interacción de las sociedades con sus intérpretes se desvanece en sus redes y apenas logramos manifestar algo de sentimiento cuando este nos lo indica un medio en cuestión creado para tal fin.

 

La supremacía de la especie humana está llegando a su fin, la creación de nuevos protagonistas venidos del avance tecnológico le esta quitando su lugar; el mecanismo diabólico del progreso viene pisando la supervivencia del medio en el que nos sentíamos seguros, a pesar de las calamidades causadas por nosotros mismos y del mal existente en nuestras conciencias. Ahora ya existen medios adaptados a las necesidades laborales, existe quien monitoriza una situación para que otro sea el que establezca quien de más de lo mismo, quién posea el favor de crear o eliminar, el que añada cotas de sentimiento proporcionadas a las exigencias de cada ocasión en particular y mantenga por si solo el funcionamiento feroz de su entramado.

 

No es el final de un año el que nos avisa con la última campanada de un reloj artesano al que ya le cuesta visualizar la hora, noes la uva numerada con los mismos dígitos de los meses que dura un aniversario la que nos permite soltar lágrimas mezcladas de tristeza, añoranza y cariño; es la empatía del ser humano la única capaz de generar sentimientos y por eso, aunque sea tan solo por eso, merece la pena seguir viviendo en la ignorancia de no haber llegado al final de una esperanza, de tener un objetivo, un horizonte al que avanzar y no plegarnos a las exigencias de un mundo demasiado alocado, enfermizo en su progreso y cautivador en sus redes. Feliz todas las navidades de la vida, que no nos ocupe demasiado volver a abrazarnos sin tener como excusa una uva que nos surta hasta esperar otras nuevas.

Amarrados a las circunstancias, atrapados entre misivas, pregones y descalificaciones, nos encontramos varados en una inane manera de hacer política, decepcionados por la marcha hacia atrás del progreso al que habíamos tenido la fortuna de acceder y con los servicios sociales, los sueldos y la esperanza de regeneración cayendo en picado.

 

La alarma de que los partidos políticos tienden a desfondarse dejando la clase elitista, como siempre, en ventaja, es un hecho manifiesto; lo conservador se expone como baluarte del equilibrio y todo lo que se salga de su campo magnético corre el peligro de caer desplomado. La exposición de factores adversos es obvia, nadie se pone de acuerdo en lo que es o no mejor para la sociedad en el conjunto del Estado o de las Comunidades Autónomas, cada cual viaja como puede aunque algunos siempre vayan en primera clase por su interpretación de los favores mejor representados, es decir, del dinero que el Gobierno Central les aporta o por la desbandada de algunos políticos de poca monta que han preferido saquear con la palabra el interés del prójimo.

 

Todos se intentan hacer hueco en el espacio que cada vez va siendo más pequeño, las elecciones dan ritmos descompasados de lo que después el baile suele demostrar y las “danzas tribales” –campañas electorales- de ideologías viejas salen a relucir al quitar las madejas de embrollo en las que se envolvían. Lo libertino se confunde con lo novedoso dado el falso testimonio que sus discursos acompañan, lo conservador trata de prolongar la estancia, mientras una nueva derecha, creada por los más beneficiados del capital existente, sobresale sin el mayor interés de la escena; la izquierda ya es un hecho que vuelve a deshacerse en pequeños grupos, como si un mecano se tratase, arrastrado por la debilidad de una estructura que se creó para liderar demasiado pronto y el propio éxito acabo con ella.

 

Las CCAA´s se enturbian con el “yo más”, enzarzadas en una lucha por hacerse con el botín confunden la política con el dinero y en lugar de sentarse en la mesa de las negociaciones campan por los barbechos de la necesidad sin darse cuenta. La política, esa famosa ciencia creada para dirigir la vida de los colectivos sociales, para regir como mejor se precie el interés mutuo de los mismos se está haciendo pedazos a sí misma; los que logran atrapar en sus manos el protagonismo traman artimañas para impedir que otros accedan a ese lugar de privilegio. Los que no saben bien por donde andan siguen confusos, dando una de cal y otra de arena mientras los sucesivos varapalos de la ciudadanía se les echan encima.

 

Lo que la derecha propone el conservadurismo recoge mesurando el optimismo, lo que la izquierda promulga, con sus más contras que pros, la izquierda del bipartidismo no sabe como filtrar. En definitiva, tenemos el Gobierno que merecemos, el que durará más de lo que pensamos y el que nos tendrá comiendo de su mano hasta que la izquierda nueva, esa que no llego a crearse, obtenga el beneficio de la ciudadanía con programas asumibles, no con sueños de parafernalias infantiles, cuentos o elucubraciones altaneras de tarima mal usada que a nada llevan en los tiempos que corren, a punto de que la Constitución cumpla un nuevo aniversario y que la democracia se asentase en nuestro país hemos vuelto al lugar de donde partimos; el pobre sigue siendo el pobre, el rico el que manda y ordena y la derecha se esfuerza en construir cuantos partidos hagan falta para confundirnos del todo.

Según se desprende del último informe sacado a la luz por el INE, en el cual se manifiesta un ascenso en el índice de precios al consumo, IPC a punto de lograr posicionarse al del pasado 2008, es que como entonces debería decir el ministro de Economía, Luis de Guindos, las cosas van cada vez mejor, los salarios se equilibran al gasto y repuntan en posibilidades de bajar el número de desempleados; también traer como consecuencia inmediata el abastecimiento de los recursos familiares perdidos en aquellos años en los que la crisis nos cogió desprevenidos, sin saber por dónde nos llegaban los golpes de austeridad, incapaces de proteger nuestra economía y acabando con los ahorros guardados para uno de los eventos más satisfactorios de una unidad familiar, la graduación universitaria de los jóvenes de la familia, que tuvo que ser suspendida en algunos casos por falta de medios para el pago de las tasas universitarias.

 

Pero según este informe, los supervivientes de aquella Ley de Dependencia guardada en el armario por falta de partidas económicas para llevarla a cabo, según los corruptos de la época, tendrán que beneficiarse por lo que haya quedado de lo que no pudieron llevarse los defraudadores del Gobierno de los mordiscos al aire con el que agarraban con sus afilados dientes los billetes defraudados; todo esto imagino que será causa de suma satisfacción para Rajoy y Cía., capaces de seguir en el lugar del que deberían haber sido sacados a “papeletazos democráticos” tras la gran ofensiva de corrupción que su partido llevo a cabo durante años de mirar hacia otro lado.

 

No me creo nada de lo que estos señores puedan venir alegando ahora para acallar las voces de los que no comulgamos con sus estadísticas, siempre afectas a un estudio previo bajo la supervisión del órgano Ejecutivo del Gobierno; y no es digo de confianza porque la moto ya la han vendido en demasiadas ocasiones, primero dijeron que venía gripada por la herencia percibida del anterior socialismo, luego por la recesión que asolo el continente y más tarde, todo se juntó para rescatar una banca bajo el lema de que nada costaría al erario público. La banca se rescató, pero las consecuencias de dicho rescate siguen presentes en la cotidianeidad de las familias sin recursos, en los desempleados integrantes de una misma familia sin nada que aportar para al menos cubrir las necesidades básicas, la infancia pasa hambre en un país que se dice civilizado, los alumnos sufren los cambios constantes de la Ley de Educación al ritmo de la falta de medios del colectivo docente para evitar colapsos en los diferentes cursos académicos, sin organización que les asista para cumplir horarios, faltos de protección ante la oleada de violencia en los centros escolares y desafectos por parte de las administraciones en cuánto al insuficiente número de profesores en dichos centros.

 

Sí, las cajas se rescataron a precio de grupo sanguíneo, absorbidos por la inmensa cantidad de dinero aportada para ello nos dejaron en la miseria de nuestras vidas, en la desigualdad social cada vez más pronunciada y en la continua batalla del desempleo, al que acceder por sueldos indignos en horarios ofensivos por unos pocos billetes, o si dudabas un segundo ya hacías cola detrás tuyo porque siempre alguien estaba más necesitado y le urgía trabajar por lo que fuera. Pero con la presunción debida según esta calaña de casta política existente en nuestro Gobierno, están convencidos de que la crisis ya ha pasado, y que todo ha sido una pesadilla momentánea que saldrá en la historia contemporánea como fluctuaciones de las bolsas mundiales que afectaron a las europeas y contagiaron a España. La sanidad “sigue su curso”, encumbrada bajo la gran aportación de unos profesionales excepcionalmente formados en nuestras universidades, dan muestras de que al menos en eso, seguimos siendo líderes mundiales.

 

Enfermeras, profesionales técnicos o quirúrgicos, especialistas y ambulatorios nos ofrecen garantías de salud a pesar de estar ahogados de recursos por el ministerio. Los y las hay que cogiendo el estetoscopio y metiendo en la maleta sus sueños, se marchan dónde son recompensados económicamente, dejando atrás la batalla imborrable de unos años de aprendizaje que les ofreció la oportunidad de sus vidas aun quitándole tiempo de ocio; otros países tendrán la suerte de disfrutar de la formación de calidad y el buen entender de nuestros médicos y enfermeras, al fin y al cabo a la sociedad española cada uno o una “solo” le habrá costado apenas sesenta mil euros que nunca veremos reintegrados si la emigración del colectivo sanitario, junto al de investigadores reconocidos o técnicos relevantes de un sector envidiado por la inmensa mayoría de países, sigue su curso.

 

Pero no pasa nada, nosotros seguiremos pidiendo la devolución de las cláusulas suelo de las entidades bancarias que ya nos robaron bastante, además gozaremos de la oportunidad de ver la minuta notarial de la escritura hipotecaria reintegrada por mandato del Tribunal Europeo. Todo bajo una sospechosa celeridad de algunos bancos y cajas que no quieren esperar lo que antes o después tendrán que restar en sus balances, una obligación es una obligación pero ¿a costa de quién? Pues con cargo a las comisiones por las tarjetas, a la obligatoriedad de contratar el seguro del hogar con la entidad procedente, a la imposición de unos seguros de vida con primas desorbitadas o un plan de pensiones tan sólo figurante entre los muchos céntimos guardados por los bancos que sumados son millones porque, ¿quién puede tener un plan de pensiones con un sueldo mínimo que solo le proporciona el pago de las necesidades primarias de la familia?; a no ser claro que como el capital y el Gobierno son primos hermanos, esta sea una de las tretas que barajan para el futuro pago de las pensiones, al estilo americano, sanidad por un lado de la empresa privada y los fondos que vienen de unas retribuidas por el mismo pagador. Desde luego, el margen para que una aportación al Plan de Pensiones sea en el futuro gratificante es poco presumible a la vista de los salarios precarios, lo que no obstante es considerado un gran emolumento para los directivos de los Fondos de Inversión a la hora de jubilarse, o de las grandes empresas del sector privado que otorgan favores millonarios a unos asesores venidos de la casta política, o a los bancos, verdaderos ejemplos de generosidad con sus Consejeros Ejecutivos.

 

Lo sigo diciendo, no pasa nada, porque la palabra más buscada de Google en 2016 “populismo” ya no figura en la pasarela lingüística actual, ahora es más procedente tomar las acepciones de una manera menos friki y más de andar por la calle; aunque en esta última es dónde surgió tal gentilicio inconformista del que se quiso apropiar la nueva izquierda cuando valía para todos. Ahora viene Pedro Sánchez con su gran figura, tan elegante y educado, tan bien `parecido y conocedor de lenguas que supera con creces el frustrado intento de la baronesa Susana por agenciarse la Secretaria General del Partido Socialista; hasta Patxi López debería de preocuparse, el ex mandatario socialista viene a por todas, con el trofeo de haber sido coherente con sus principios de no dar su voto a la derecha, con la intención de acoger entre sus adeptos a más de un desertor de la formación morada, repleta de caos presidencialista e ideologías a bandazos entre las que el Sr. Garzón se metió sin conocer su destino. Sí, no digo nada que no pueda ser real y es cuestión de tiempo que sea tan veraz como lo pienso, el candidato a la Secretaria General del PSOE tiene mucho ganado, más de lo que sus oponentes piensan a pesar de la experiencia del Sr. López o la supervivencia de la Sra. Díaz como Presidenta andaluza; Pedro Sánchez tiene la convicción, la idea de atacar la coyuntura política en la que se ha metido el socialismo en nuestro país y acomodado en un ideal que le hace al menos ser considerado posible ganador en las primarias de su partido. Lo de sumar ya se verá tras lo que puede ser el próximo desenlace de Podemos en Vista Alegre entre Iñigo Errejón y Pablo Iglesias, ya hartos uno del otro y cansados de darle al dedo en Twitter se enfrentan a la realidad de un programa sin convicción y un formato sin futuro. En Europa al fin y al cabo nunca parece pasar demasiado como para ponerse las pilas, el Brexit sale cuando nadie lo pensaba, la ultra derecha gana adeptos en Francia, Dinamarca comienza a sentir aires de xenofobia, Hungría cierra fronteras a los desplazados mediante muros estilo “yanqui Trump” y Alemania se enrosca en su poderío económico para seguir protegida de los “arreones” de las ideologías extremas; en el noreste de nuestro país, al lado del Mediterráneo, el oleaje enrabietado de los que aspiran a separarse del Estado baja en peligrosidad producto del sentido común de sus ciudadanos y por la capital madrileña suenan voces que increpan al Presidente Rajoy, incitándole a dar su opinión sobre el desajuste político creado por el Sr. Trump, sin que por el momento nada salga de sus labios, siempre tan escuetos.

 

Y es que hay heridas abiertas del pasado, cicatrices enconadas que apenas dejan sitio a la mesura; asesinos que andan sueltos por prescribir sus delitos cuando con ellos trataron de sacrificar la paz del país en momentos difíciles, matones de ideologías fascistas que por propia ignorancia, fueron mandados por quienes quisieron con la masacre magnificar su poder. Después de cuarenta años la osadía legal en algunas circunstancias, ha hecho que los que acabaron con la vida de los abogados de Atocha, 24 Enero1977 y de un estudiante el día anterior, por detrás y de manera cobarde que anhelaba la paz social y la libertad de los presos políticos, estén ya fuera de peligro, tan libres y con los mismos derechos que la Constitución ofrece a todo ciudadano, el pasado ya no importa, la lealtad a la Justicia en algunas ocasiones encarece el entendimiento.

 

Como “tampoco debe preocuparnos”, por si esto nos distrae del objetivo buscado, las observaciones de un organismo como el FMI, que de vez en cuando tiene que pronunciarse para explicar los emolumentos de su Presidenta Sra., Lagarde; en las prestaciones por desempleo advierte tan dispuesta representante tendría que mirar con lupa la Administración española, no vaya a ser que hagamos trampa y no busquemos con suficiente ahínco un empleo con el que satisfacer nuestras necesidades y nos habituemos a vivir de un puñado de billetes pequeños; pero no pasa nada, eso solo lo dice por averiguar hasta dónde llega nuestra paciencia ante semejantes disparates.

Martes, 24 Enero 2017 10:28

Porvenir social en la cuerda floja

Aquí el que no se consuela es porque no quiere, al líder recién llegado a la Casa Blanca se le adosan lapas de ideologías extremistas, fascismos incongruentes venidos de una vieja Europa consignados a mantener un diálogo con el más poderoso. En definitiva, la gran escalada de las ideologías propiamente diseñadas para someter al pueblo han tenido un recibimiento extraordinario debido a extraños sinsabores sociales; la oleada de argumentos insostenibles de la izquierda no es propiamente lo mejor que podríamos obtener para darnos confianza, o se ponen las pilas los de una socialdemocracia esparcida en vericuetos insensatos o la lógica de que estas sociedades puedan un día acceder a una igualdad de sus clases se da por descartado.

 

La anarquía en la que se mueven los líderes de la derecha más extrema de Europa confluye en diseñar un nuevo resurgir de la fuerza del capitalismo al que solo una parte de la sociedad discretamente promovida por los núcleos radicales d las diferentes formaciones parece tener pleno derecho. Los desplazados por la guerra son ahora las excusas más prodigadas para intentar asaltar las principales cúpulas europeas y establecer diálogos precisos con el Presidente Donald Trump, el primero con poder superior que es capaz de invertir en su propio derecho por encima del de cualquier otra nación del universo, sin atender las mínimas normas internacionales. China se mantiene alerta, Japón no se mueve y el bélico Corea del Norte no trata por ahora de salir demasiado en las redes, inmerso en sus propias creencias de ser capaz de mandar al carajo el porvenir del Planeta; por el lado europeo la máxima representante británica se muestra conforme con anexionar sus mercados al porvenir de un Brexit desenfocado y Hungría se deshace en elogios al Sr. Trump con su política de inmigración por delante. El liderazgo de los que se presumían en hace apenas una década países emergentes cargados de recursos son ahora un juguete más en las manos de quién se postula como nuevo embajador del progreso en la Tierra.

 

Las alas abiertas del poder económico estadounidense se confabulan con un país que a pesar de ganar las elecciones una formación diferente, retienen errores y llevan al máximo escalafón al que ganó menos adeptos a su causa. Tal vez sea esta una buena ocasión para revisar nuestra Ley Electoral, capaz de servir a los que se dieron prisa en legalizar engañando a la inmensa mayoría ciudadana, incapaces de ver como diseñaban el bipartidismo que tanto esfuerzo nos ha costado erradicar; ha llegado el momento de ser capaces de construir desde una nueva perspectiva política, trasladar el deseo de la mayoría social a las instituciones representativas de una sociedad desangelada que sufre las constantes batallas en el seno del poder sin llegar nunca a ninguna conclusión aceptable. Cuando la derecha se lucra de la desconfianza ciudadana, cuando los extremismos salen a flote desde las cuevas de unas ideologías arcaicas es que algo está pasando en las sociedades contemporáneas, tan invisibles y soslayadas que apenas notamos su llegada hasta tener encima la opresión de sus demandas.

 

Pero las variaciones políticas deben hacerse con suma prudencia, no es bueno el populismo sea de derecha o izquierda al final es lo mismo; la mejor consigna para mesurar tales extremismos se antoja el mantenerse dialogante con la formación contraria, atender sus disposiciones y valorar las posibles consecuencias de las mismas para poder llegar al entendimiento que traiga beneficio a la sociedad que representan. Para conseguir pactos, para entender mejor como poder disponer los recursos económicos y atraer el progreso debido se necesita el compromiso de todos, de no ser así, la ciudadanía volverá a caer en la indignación y el inconformismo dando su elección al primero que se les presente, sin atender los programas de una política que debe ser progresista y novedosa y no sobrevivir en los aleros de una clase social oportunista. La calle es la manera de convenir demandas, desde la base de que la polémica es proclive a la separación de idealismos o confabular una determinada petición social, el debate está servido en la Cámara, como única e imprescindible herramienta capaz de asentar las bases de unas leyes legitimas a unos ciudadanos legítimos.

 

El miedo al capitalismo no puede ser causa de displicencia social, la pasividad de la derecha por atraer métodos consecuentes de progreso desde la perspectiva de un repunte del mercado laboral, de una deseada y necesaria promulgación de una Ley de Educación basada en un pacto de todas las formaciones, de mantener la sanidad pública y las pensiones a las necesidades sociales y de cuidar con esmero a los jóvenes con unas medidas creativas de ascenso en sus posibilidades tanto formativas como profesionales, son la base sobre la que se sustente el porvenir del país; hacer de esta obligación de nuestros políticos un derecho social es pensar en una mejora sustancial del país y en un reconocimiento de que la democracia madure al unísono del rejuvenecimiento de nuestra política.

Miércoles, 18 Enero 2017 11:05

Planes burdos de redes zurcidas

Venimos de una existencia plagada de errores manifiestos, una evolución a la que posiblemente sin cometer equivocaciones, nunca hubiésemos avanzado progresivamente hasta la situación actual; los mejores hallazgos han venido de la osadía del ser humano por conseguir más beneficio personal, más autonomía en su vida y una mejor calidad en su bienestar causada por la longevidad procedente de los hallazgos en investigación y medicina.

 

Pero se han quedado por el camino muchas cosas por descubrir, civilizaciones de las que aprender y culturas varadas en el olvido; unas veces por cuestiones meramente de necesidad, otras por conocimiento estricto de dar mejor calidad de vida a los que pudieran beneficiarse del hallazgo y otras, no menos importantes, alejadas de las primeras filas del conocimiento por aparecer como culturas poco apropiadas para los intereses de quienes manejaban el poder y el dinero. Desde el país originario de los mayores descubrimientos de la historia me doy por enterado de la disposición de estas culturas al aprendizaje, sabedor de lo mucho que hemos logrado pero al mismo tiempo, plenamente convencido de que se cometieron actos infames en un territorio amplio d riqueza y endeble de defensas; no podemos permitirnos que las barreras infranqueables sean protagonistas de excepción del avance de unos pocos, la diversidad y la globalización son prueba irrefutable de que desde cualquier rincón del mundo debe primar la dignidad del ser humano, muy por encima de las civilizaciones que tan sólo mueven sus hilos para conservar la ignorancia de los pueblos a los que masacran cultural, social y económicamente.

 

Barack Obama se va, con un carisma impropio, por infrecuente, de un presidente de la nación más poderosa del mundo que ha sabido enfatizar con la inmensa mayoría social de su país y de gran parte de la ciudadanía mundial. Saldrán casos excepcionales basados en una figura insigne de la política contemporánea que tratarán de desacreditar al personaje, aparecerán en medios de difusión sensacionalistas escenas comprometidas, reuniones privadas o decisiones poco afortunadas pero de lo que no hay lugar a dudas es de que esté señor se ha llevado el Premio Nobel de la Paz, ha convertido a la política rancia de su país en un poco más agradable y deja un gran vacío en el panorama político al que ahora se somete bajo el tutelaje de un nuevo Presidente, más fundamentalista y osado, amigo a ultranza del proteccionismo social y económico de los mercados americanos, menos moderado, poco dado a la humildad y que el próximo día 20 hará temblar las Bolsas mundiales con su locuaz presencia en las redes sociales y su enorme desfachatez a la hora de criticar a todo aquél que le parezca. El cambio no es para mejor, esperemos que las instituciones del pueblo americano sepan frenar la ofensiva de un individuo que ha venido con la idea de que puede despedir a quién le parezca por creer ser el dueño de la empresa.

 

Lo de la prudencia debida y exigida a un mandatario de la categoría del que rige la vida ciudadana de los EEUU se debería dar por hecho, no obstante hasta en la CIA se alarman sobre el escandaloso argumento de un Trump subido de tono, agrandado por el dinero, despectivo con las normas internacionales de convivencia y ejemplar en lo que mejor se le da, sacar `provecho de su solvencia oscura y su malsano ego; al punto de cocción, exquisito con los modos y conforme con las normas debería de estar el que promete dar a la nación un bienestar mejor, pero en lugar de ello, pretende aleccionar a las masas en la xenofobia, el machismo y la insolidaridad con los menos afortunados poniendo barreras de pensamiento en la que se dice la civilización moderna, la gran cultura del capitalismo repleta de polvorines cargados de dinamita dialéctica.

 

Una amenaza sobrevuela las cabezas de quienes somos integrantes de la Unión Europea y que seguramente, repercutiría negativamente en las naciones del continente sean o no integrantes del organismo, la postura tomada por la sociedad británica dando vía libre al Brexit mantiene tintes oscuros en su determinación por separarse definitivamente; como si una fuerza exterior les indujese a crear sus propios mercados, aranceles diseñados para beneplácito de su economía y fronteras cerradas a la libertad de tránsito humano en su teritorio. Es decir, quieren mantener su poderío sin dar a cambio nada, con una fuerza solvente de su divisa y la depreciación del euro en sus avances contables y sin que se les pudiese exigír nada para variar los proyectos de desconexión que sus ciudadanos eligieron. Sospechoso al menos, no podemos dejar de extrañarnos de que por la parte del futuro Presidente de los Estados Unnidos de América este se conglatule de la decisión adoptada por los ingleses, dejando muestras veraces de que el futuro de la UE es papel mojado; utilizando su expresión verbal para dirigirse a sus millones de seguidores, followers en jerga de redes y traducción aparente. Y es que la postura protectora de Donald Trump en relación a las sociedades deja mucho campo abierto a los recelos, el dólar, divisa de primacía durante siglos llego a posiciones endebles en relación a la moneda europea y esto segurmante, no gustó demasiado a sus empresas y por ende, a los intereses de su país; es entonces creíble que la dimensión del capital estadounidense a los ojos de su líder sea la de acabar cuánto antes con la fortaleza de la UE para así volver a reinar en los mercados internacionales al lado de su amigo de conveniencia asiático China. Sí para logarlo debe de enemistarse con más de un presidente europeo, criticando su mandato o posicionandóse del lado de los más duros con el avance migratorio pues, nada mejor que enfrentarlos entre ellos para salir airoso, fortalecido y rebosante de éxito en sus perfiles.

 

Digamos que Europa está amenazada por la inquietud de los extremismos ideológicos, ahogada en una crisis a punto de darnos respiro si la élite política europea sabe jugar sus cartas , corre el peligro de dejarse caer en la instrumentación de mercados a los que tratan los menos comprometidos con el organismo del viejo continente; digamos, sin dejar de poner por delante la presunción, que la estraegia del “Tío Sam”, viene de un pacto con las potencias mundiales con las que mantiene un inmenso negocio mercantil y que la UE le frena la repercusión económica que ansía y digamos que ofender al país más poderoso de Europa, Alemania, tachando de errores a su gobierbno en relación a los desplazados, es consecuencia de una estratagema creada para lograr ascender posiciones ventajistas a su moneda. Entonces, cuándo los resultados de las próximas encuestas den margen a los diferentes países de la Eurozona, habrá que tomar buena nota de quién sale ganador en las listas, el programa a llevar a la mesa de diálogo de la Comisión Europea y las ventjas o desventajas que menospreciar un organismo creado para protegernos del poder hegemoníco de otros continentes caiga en saco roto. Aquí no estamos jugando a la Pllay-Station, ni es un juego de Trivial de cual es el equipo ganador de más capital, es el progreso de Europa el que esta en juego, la libertad de movimientos de los ciudadanos y el mantenimiento de derechos a todas las sociedades involucradas. Creo que el Sr. Trump se esta columpiando demasiado en una ofensiva por querer aglutinar en dos días lo que a los europeos nos ha costado decádas; algunos dirán que lo de la OTAN fué un error y lo respeto, otros dirán que no tenemos nada que hacer contra la fuerza del capital americano pero sin duda, caer en las redes de una trama política urdida desde el comienzo es ser poco previsores a la hora de dirimir entre lo que es éticamente improbable y lo que podríamos definir como previsible.

Lunes, 16 Enero 2017 10:42

Las pausas no siempre son buenas

Como si nada hubiese pasado, es decir, como si de una pesadilla se tratase, el actual máximo representante del Partido Socialista, Javier Fernández, aboga por el patriotismo de su formación en las pasadas elecciones generales que fue indispensable para que el Partido Popular accediese a una segunda legislatura. Lo del patriotismo me resulta exageradamente innecesario ante tamaña cuestión, nada es susceptible de pasar por necesario cuando la situación así lo exige y en este caso, lo más alejado de esa supuesta integridad con el Estado no creo signifique demasiado a todos los que esperaban un gobierno de izquierdas con el que poder restablecer la igualdad de clases sociales, la idoneidad de vida perdida y el rebrote del mercado laboral, además de proteger con todas las fuerzas que nos aporta la Constitución y nos da la democracia las pensiones. Nadie puede hoy en día creerse que por encima del bien del pueblo español pesa el estadista, que vale más la credibilidad de una película política mal rodada que la veracidad de las penurias que en la actualidad sufre la mayoría de los ciudadanos atrapados en una brecha insostenible de recursos desprovista. Recuperar el socialismo es difícil, se ha vuelto una malgama de causas partidistas y personales, la credibilidad está ya demasiado perdida en una nube de incompatibilidades reinante desde finales del pasado año, pero nos queda esperar que la izquierda esté por encima de toda está indisciplina política a la que la actual gestora socialista apela y de eso, no me cabe duda alguna que no podrán esperar muchos aliados a una causa que se quedó varada por el mal ejercicio de su ideología.

 

Intentando mejorar su escasa popularidad los barones socialistas, con la cierta indiferencia de la baronesa andaluza Susana Díaz, entablan sus dimes y diretes en una mesa escasa de repercusión militante en la que bajo supuestas deferencias personales, alientan a una figura insigne del partido a presentar su candidatura como futuro Secretario General de la formación. En estas, el que fuese lendakari vasco con la ayuda de los populares, ex máximo dirigente socialista en el País Vasco y una figura de renombre dentro de la vida política española e internacional, a la que se sumo su corto periplo como Presidente del Congreso, buscan el asalto a su antigua presencia en la oposición barajando posibilidades basadas en una nueva manera de ver el socialismo. Se han dado cuenta ahora de que la conformidad con sus aliados en el bipartidismo no les valió para quedar apartados de las primeras filas de un Gobierno manejado con cara dura por sus contrincantes, no supieron sacarle el partido a la corrupción, a pesar de haber estado ellos mismos dentro de una investigación ciertamente paralela en cuanto de mala fe se dispone, se congratularon de una abstención insultante a sus militantes y adeptos, colocaron barreras a los diseños de la formación morada sin intentar dialogar de manera democrática hasta lograr un acuerdo tácito y veraz y ahora, a la vista de que la situación no es lo más amable para sus intereses, tratan de acelerar el ritmo de un Congreso al que añadir una figura que resalte sobre las demás. Lo de Pedro Sánchez es hasta cierto punto aceptable, fue un conductor temerario que acabó como un mediocre metido a suicida político, lo de la Sra. Díaz es un ego del que no tengo nada más que añadir pero lo de Patxi López puede significar un acierto notable si este, con buen talante, toma iniciativas recomendables que estudien fehacientemente sus estatutos de formación y que mueva la esperanza ciudadana con una izquierda progresista, nada fundamentalista y exigua a los deseos del independentismo, aunque no por ello negar la palabra o el intento de que se den de bruces los nacionalistas con la realidad más certera, nada somos si nos separamos, estando unidos aun somos débiles pero si las desconexiones son la creencia de que saldremos adelante a trozos de terreno viciado de predominios partidistas no nos salvará nadie de caer en la osadía de sabernos superiores siendo tan sólo un país vencido por la falta de sentido común reinante en nuestra actual clase política.

 Se dice de una ciudad que es moderna cuando en su conjunto intervienen factores de diversa índole cuyo agrupamiento así la definen, es decir, que por su imagen resulta atractiva a todo colectivo social que por ella transite. Para llegar a esa conclusión y por tanto adquirir la definición y el prestigio de la misma deberían darse diferentes factores, entre los cuales toma una dimensión el de conferirla como una metrópoli “accesible” para colectivos de movilidad reducida. Madrid no lo está llevando a cabo como su alta dosis propagandística quieren dar a conocer sus autoridades políticas y una de las pruebas evidentes de está sinrazón la hemos podido analizar mediante las obras que recientemente se han llevado a cabo en la Estación de Cercanías Renfe Recoletos de la capital.

 

Obra que por su alto grado de inversión, nada más y nada menos que 1984500 euros, incitaba a subsanar su grave deficiencia de accesibilidad y la nulidad de sus instalaciones para con el colectivo de discapacitados. Y no fue así, se solucionaron “unos problemas” de ventilación en la estación y sus andenes, se limpió de escombros el recinto y se volvió a abrir al público como si nada hubiese ocurrido. Sus tres tramos de dieciocho peldaños cada uno, sus dos tramos de diez peldaños, dos de once y uno de catorce siguieron estando en el mismo lugar de siempre; su carril guía para invidentes siguió inexistente y la susodicha estación sigue su larga historia de inaccesibilidad en sus instalaciones.

 

El Ministerio competente, la Concejalía de Transportes de la Comunidad de Madrid con su “eficiente” representante Pedro Rollán o el Gobierno de la Sra. Carmena con tanta pompa dada al transporte público de la que es asidua, nada hacen, dicen o exculpan de semejante acto de intransigencia para con los afectados de una diversidad funcional que no les permite usar este tramo, por otra parte importante por su cercanía a la Biblioteca Nacional, la Dirección Provincial de la ONCE con decenas de invidentes diarios que acuden a sus trabajos, clases, consultas médicas u otras atenciones derivadas de su discapacidad, o su Paseo de Recoletos tan distinguido.

 

A la hora de generar suficiencia todos somos los mejores, los más razonables e implicados con las causas que en una ciudad como Madrid deberían de estar ya zanjadas; serán los miles de turistas que visitan la capital del Estado quienes en alguna ocasión hallan sentido la mentira que su propaganda lanza y peor aún, los que deben atender sus quehaceres diarios con el miedo a no poder manejarse como les otorga su derecho de ciudadanos por numerosos caminos de esta gran urbe.

 

Los miles de euros usados en la infraestructura reseñada son lo suficientemente explícitos para no querer manejar hipótesis extrañas de observación momentánea, muchos euros para no haber tenido en cuenta que un ascensor y unos andenes accesibles son la mejor propaganda electoral de la que se pueden beneficiar los gobiernos sobre los cuales recae la responsabilidad de sanear de obstáculos Madrid.

 

A la consulta sobre el trato desfavorecedor que ADIF y las Administraciones hacen con respecto a las personas con serios problemas de movilidad la respuesta es tan escueta como simple, remitiéndonos a la página de consulta para estaciones con accesibilidad y dando un ligero atisbo de que algún día, en Recoletos, habrá un ascensor para poder decir que Madrid está siguiendo al pie de la letra la normativa de movilidad que se le requiere.

Viernes, 02 Septiembre 2016 17:11

Idiotas por demostrar e imbéciles para analizar

Si las palabras inconclusas se pudiesen pesar, recogeríamos toneladas de basura del Parlamento, idioteces para idiotas redactadas por idiotas y servidas a los micrófonos de ambiente por verdaderos imbéciles. Es anormal sacar otras conclusiones que las puramente razonables, producto de toda la parafernalia escenificada por la “casta política” entre las cuales se encuentra el que recuperó del armario de las movilizaciones definiciones absurdas; los ciudadanos nos convertimos en idiotas por antonomasia, serviciales por costumbre y trashumantes en nuestras ideologías según las palabras salgan más o menos decoradas de unas bocas presuntuosas.

 

Aunque ser idiota no debería de convertirse en un análisis que venga a demostrar una sintomatología de la sociedad, es verdad que algo debe de tener en su práctica que se escapa a lo puramente razonable, pero me niego rotundamente a aceptar que tal referencia venga a señalar a todo aquel que se muestra contrario con lo que los demás hacen o piensan así como molesto a las preferencias de la mayoría.

 

Por tanto estamos a las puertas de entrar en un bucle de idiotez insuperable, profusa e inimaginable hace apenas nueve meses, curioso de nuevo, un periodo de gestación en el que se ha producido un desenlace inesperado para la inmensa mayoría ciudadana envuelta en el laberintico escenario de unos políticos inadmisibles; vamos que rizando el rizo de lo anterior estamos asistiendo a un enfrentamiento obsesivo, pacífico y “mesurado” en su conjunto de idiotas por demostrar e imbéciles para analizar, del cual podemos sacar conclusiones someras capaces de resumir el malestar ciudadano.

 

Ya se acabó el segundo día de debate televisivo, analizando en conciencia lo ocurrido no hay más que dar rienda suelta a nuestra libertad de expresión, sin dañar la “integridad” o el “honor” de algunos y algunas de los sentados en los escaños; no creo que sea difícil de sacar conclusiones tan severas cómo reales de estas horas en las que gastaron el tiempo en favorecer sus valores e intentar desmontar el del contrario. Nada nuevo, todo absurdo, incoherente y del cual los imbéciles han derrochado a los idiotas desde el pasado mes de diciembre; el que no se sienta defraudado o defraudada será por compromiso con unas ideas a las cuales cree legítimamente que se debe, el que por lo contrario se vea en la dinámica de un desempleo duradero o no disponga de los recursos necesarios para la compra de los libros con objeto de comenzar el curso escolar seguramente que lo verá de diferente forma Mañana viernes volverá a desplegarse la carpa del gran circo político, los leones seguirán impertérritos la sucesión de protagonistas entrando en escena y de nuevo, los imbéciles sabrán bien como apoltronarse en su escaño para levantar la voz si la Presidenta del Congreso, amiga del Sr. Rajoy, Presidente en funciones, lo consiente. Será la segunda irrupción en la pista del no rotundo a la investidura.

 

Habrá quienes patinando se hayan pegado un buen batacazo, los que se rían en las narices de las leyes y tribunales que amparan a la sociedad española tratando de “pasarse por el forro del pantalón” todo lo que haga falta para lograr su objetivo de independencia. Pero los habrá que se lleven una gran ovación sin haber hecho nada por merecerlo, los que se abracen gozosos por transmitir a los idiotas lo que ellos quieren para sus imbéciles más cercanos. El que tiene el micrófono para dar por concluido todo este espectáculo anodino, Sr. Sánchez, no dudará en mantener su posición a la izquierda de la arena circense y seguirá manejando el talonario vip de la oposición.

Página 1 de 12

NG Anuncios Destacados


  1. ANUNCIOS DESTACADOS
  2. + PUBLICAR ANUNCIO VISIBLE EN TODO EL PERIÓDICO
Grupo ODL
http://grupoodl.com/
Un grupo a su servicio

Karting Racing Dakart Sanxenxo
https://www.racingdakart.com/
¡Ven a conocerlo!

A.M.A
http://www.amaseguros.com/
Agrupación Mutual Aseguradora

SCALA
https://www.hscala.com/
Grupo Hotel Scala

Inmobiliaria Ponteno
http://www.inmobiliariaponteno.es
Inmobiliaria

Pérez Rumbao
http://www.perezrumbao.es/
Concesionario

INTERSPORT
http://www.intersport.es
Tienda de deportes

Lago Alimentación
https://lago-aves.com/
Productos cárnicos

MC Bikes
https://www.facebook.com/pg/mcbikesnoia
Bicicletas, accesorios, mecánica...

Conservas Pescamar
https://pescamar.es
Fábrica de conservas de pescados y mariscos.

Supermercados Froiz
http://www.froiz.com
Amplio surtido en marcas y productos

Rótulos Pontevedra
http://www.rotulospontevedra.com/
Diseño gráfico, rótulos, cartelería...

MeGustaGalicia
http://www.megustagalicia.com
Información turística sobre Galicia

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

JPG | PNG | GIF (MAX. 200X200px | 150Kb)


Entrada no válida

0,00 EUR


All CMS Templates