PONTEVEDRA  |  A CORUÑA  |  LUGO  |  OURENSE  |  SANTIAGO  |  VIGO

Publicidad

Coincidiendo con el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, se anuncian un aluvión de actividades, cuestión que me alegra enormemente, y si el lector me lo permite, yo también me sumo a esa moda cervantina, enhebrando sus eternos coloquios con el momento actual.

 

No olvidemos que las grandes obras son imperecederas, y sus enseñanzas siguen acá, despertando la curiosidad de todo ser humano. En ese afán reconciliador, de nosotros consigo mismo, del mundo con la sociedad, para garantizar que esta creación no desfallezca, es vital que prosigamos creciendo con los lenguajes del alma. Ya lo decía, en su tiempo, el autor de la obra del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha: "Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas". Ciertamente, cuando todo parece estar perdido algo nos transforma, cambia nuestra actitud, y parece como si la vida fuese otra.

 

Dejarse abatir por una realidad de sufrimientos y guerras, tiene poco sentido, en la medida en que todo se disolverá en la nada, de ahí la capacidad de reaccionar y de renacer, antes de comenzar a pudrirse. La peor corrupción es el espíritu de podredumbre que nos estamos injertando en vena, como si la mundanidad fuese a solventar todos nuestros problemas. Cada uno de nosotros tendrá su fin, nadie podrá comprar la vida, por eso el camino de la luz, más pronto o más tarde renacerá, dando salida a muchas amargas dificultades. Vivimos entre la espera del tiempo y, este mismo tiempo, que se nos va de las manos. Lo que hoy es, mañana ya no es. Pero siempre nos cohabitan unos dones que están esperándonos con paciencia.

 

Pongamos como concepto a meditar nuestra propia liberación frente a tantas ataduras. Así lo dejó enmarcado, el inolvidable caballero de la triste figura, Don Quijote: "la libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida". Con este llamamiento a la esperanza de vivir autónomamente, los seres humanos de nuestro tiempo, o sea nosotros mismos, debemos ser cada vez más conscientes de la dignidad de todo ciudadano, que ha de ser guiado por la conciencia del deber y nunca movido por la coacción. Por consiguiente, todos los individuos, dotados de razón y de voluntad libre, estamos impulsados por nuestra misma naturaleza a vivir, y a dejar vivir, emancipado. Por otra parte, es inevitable que todos los pueblos del mundo se unan cada vez más.

 

La globalización es una realidad, por lo que las personas de diversos cultos y culturas tienen lazos cada vez más estrechos, lo que ha de acrecentar la conciencia del respeto a esa diversidad. Por muy seca que esté la esperanza, la familia humana tiene un tronco común, lo que requiere que en todas las partes del planeta, se reanime la libertad y se proteja eficazmente, mediante una tutela jurídica universal. Tenemos que universalizarnos, ablandar nuestros corazones ante tantas experiencias de sangre, sudor y lágrimas; construir un mundo más humano, más movido por el alma de las personas, más abierto a la pureza del amor.

 

Quizás sigamos sin aprender aún la lección más importante de la vida, la de amarnos. Es nuestra gran asignatura pendiente. Todos caminamos bajo sospecha. Al respecto, también decía este príncipe de los ingenios que fue Cervantes, sobre el afecto entre los seres humanos, que "la buena y verdadera amistad no debe ser sospechosa en nada". A veces, nuestra propia inseguridad es tan fuerte que andamos todos descolocados, hasta el punto que, el autor de la primera novela moderna y una de las mejores obras de la literatura universal, Cervantes, dividió la faz de la tierra del siguiente modo: "Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener". Obviamente, la confusión nos invade, salvo en el tener que todo lo puede. Los eternos dominadores continúan marginando, excluyendo a su específica estirpe.

 

Porque la codicia, efectivamente, hace enfermar al ser humano, que acaba por destruir la relación con sus semejantes, conduciéndolo a que todo esté en función de ese tener dominante. Desde luego, no podemos privatizar un mundo a nuestro antojo, tenemos que compartirlo y más con los más humildes, lo que debe hacernos ir hacia adelante en comunión. Por desgracia, los estigmas y la discriminación están muy generalizados, y son muchos los ciudadanos que viven recluidos en la soledad más absurda, que es otra forma de estar muerto. Junto a estos campos de desolación, prosiguen cometiéndose crímenes inimaginables todos los días, por todas las partes, en medio de una impunidad persistente.

 

Y, aunque es cierto que por muy intensa y extensa que sean las tormentas, el sol siempre vuelve a despuntar entre las nubes, o como decía Cervantes, "no hay pecado tan grande, ni vicio tan apoderado que con el arrepentimiento no se borre o quite del todo". Posiblemente tengamos que superar todas las dependencias y volvernos más libres. Ya sabemos que un progreso en manos equivocadas, lejos de ser un bien, se convierte en un mal. Si los avances no se entroncan con el interior de la persona, difícilmente vamos a estar felices con nosotros mismos.

 

La irracionalidad es tan acusada, en ocasiones, que la libertad ha de ser conquistada y reconquistada para el bien, una y cien mil veces otra vez. En cualquier caso, tenemos que tener la convicción comunitaria como diría Don Quijote, de que "más vale el buen nombre que las muchas riquezas". Indudablemente, como también apuntó el padre de la criatura, "al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar". Al fin, hemos de saber, más que desembolsar, darle un buen uso. Todo precisa de un recto criterio. Ayer teníamos la expectativa de la instauración de un mundo perfecto que parecía poder lograrse gracias a los conocimientos de la ciencia y a una suma de fuerzas democráticas. Hoy resulta que todo parece tambalearse.

 

Mañana, tal vez aflore una nueva esperanza, pero no una ilusión para mí, sino para todos, un camino que nos fraternice y nos haga caminar desnudos de egoísmos. Sería bueno dejarnos modelar por el amor para reconstruir la fraternidad humana. Nos hará bien examinar nuestros propios sentimientos, nuestra conciencia, sin vanidad, sin deseo de poder y sin deseo de dinero. Al fin y al cabo, el peso de las fortunas no donadas o compartidas con los demás, acabará siendo un peso agobiante para cualquier caballero andante. En este sentido, Cervantes, fue un creador de diálogos en un mundo contrapuesto de parodias permanentes.

 

Nunca es demasiado tarde para tocar el corazón del otro y nunca es inútil. Sancho y Don Quijote llegan a confundirse y a reconocerse el otro en el uno y el uno en el otro. Nadie vive solo. Puede que ahí radique la estrella de la esperanza que ahora no divisamos, en armónicamente saber convivir.  

Lunes, 23 Febrero 2015 19:20

Insultante rueda de prensa de Monedero

por

Si Castelar, Azaña, Madariaga, Unamuno o Pablo Iglesisas (el auténtico), levantasen la cabeza y hubiesen sido invitados a la rueda de prensa convocada por Juan Carlos Monedero el pasado viernes 20, es muy posible que al cabo de 20 minutos abandonaran la sala consternados ante la oratoria, léxico y despropósitos pronunciados por este político. Intentar conjeturar sobre la exposición de este personaje sería una lamentable pérdida de tiempo.

 

Tanto los periodistas que tuvieron que soportarlo por motivos profesionales, como los televidentes que voluntariamente se sometieron a semejante tortura, estaban totalmente convencidos que el profesos de la facultad de Ciencias Políticas, no aportaría ningún dato clarificador sobre lo verdaderamente ocurrido en torno a sus manejos financieros como así fue. Su intervención se limitó a soltar un rosario de justificaciones a cual peor.

 

En relación con el cuestionado informe por el que percibió la increible cantidad de 425.000 euros, cifra que no cobra ni el más prestigiado premio Nobel de Economía, al igual que con el contrato que le garantizaba dicha suma, nada presentó, si bien para eludir la exhibición de ambos documentos, alegó descaradamente que eran materia absolutamente "confidencial". Únicamente y con la osadía que le caracteriza, mostró una factura emitida por su propia empresa, acreditando el cobro de sus misteriosas colaboraciones.

 

Iniciar la comparecencia argumentando como defensa que todo obedecía a “un ataque propiciado por el régimen del 78”, “caza de brujas” y “bombardeo mediático contra Podemos”, marcó el tono y categoría de sus aportaciones, pero todo sin proporcionar ni un solo dato ni documentación sobre las revelaciones efectuadas por los medios de comunicación, en torno a sus trabajos realizados para el Gobierno de Venezuela, lo que resultó descalificador por parte de este faltón dirigente de Podemos, que habla crispado, a gritos y con un lenguaje hostil y prepotente.

 

Monedero, como el resto de los españoles, sabe de sobra que cuando un diputado nacional, consejero autónomico o edil municipal, es acusado por la oposición de la comisión de cualquier irregularidad grave, y el afectado está convencido de que se trata de una vil calumnia y con su conciencia totalmente tranquila, le falta tiempo para denunciarlo a los medios, o querellarse judicialmente. Todo lo contrario de lo que sucede cuando se es presunto autor de las mencionadas acusaciones.

 

En este caso, fué el diputado europeo quien optó por permanecer "missing" durante un mes, aconsejado por su compañeros de directiva, suponiendo que tanto prensa como ciudadanos olvidadería sus posibles fechorías, si bien al percibir que estába ocurriendo todo lo contrario, encizañado por PP y PSOE, no le quedó más remedio que preparar y convocar la mencionada rueda de prensa de nefastas consecuencias para el partido como reflejaron todos los medios, dañándo su maltrecha imagen infinitamente más de lo imaginado, unido a una gran pérdida de credibilidad por parte de afiliados y simpatizantes de Podemos. Muy negativo fué considerado el que Monedero, tras autoproclamarse "defensor del Estado de Derecho", se negara a responder a los distintos periodistas sobre las preguntas relacionadas con la vulneración de la libertad que supuso la detención del alcalde Caracas, opositor al régimen de Maduro.

 

Es posible que el bananero e iluminado presidente pueda impartir docencia sobre ciertas materias, pero el pretender erigirse en paladín de la democracia, supone todo un insulto al más elemental sentido común. Causa verguenza y estupor que en un país como España se produzcan este tipo de situaciones, pretendiendo convencernos a estas alturas de las bondades del chavismo o del madurismo de su ínclito sucesor, que han sido capaces de arruinar a la antaño próspera Venezuela, instalándola en la mayor de las miserias y convirtiendo a sus ciudadanos en seres atemorizados y atropellados por un Gobierno de descerebrados.

 

Como conclusión y a modo de resumen recordarle al Sr. Monedero, valorado como el peor político de España que: no existe la voluntad de tributar, sino la obligación de hacerlo. Sin explicar la verdad, la credibilidad desaparece incluso entre los suyos. Sin presentar presentar pruebas es imposible dar lecciones de nada. Que engañar a Hacienda es robarle a los ciudadanos. Que su rueda de presa fué puro trilerismo y fraude.

 

Que su pantomima induce a pensar que aparecerán nuevos supuestos trabajos y más pagos. Que sus desclaraciones solo consiguieron inspirar frustración total e incrementar la desconfianza, con el consiguiente descenso en los sondeos de opinión. Si callar y desaparecer fué criticable, el parche de la rueda de prensa resultó deleznable. Hasta ahora la sociedad entendía que solo eran los políticos del bipartidismo (PP y PSOE según Podemos, es decir, la casta) quienes tomaban el pelo a los españoles engañando y contándoles milongas, pero ahora comprobamos que los "descastados", tambien se quieren apuntar a este socorrido deporte...¡¡Tiempo al tiempo!! 

Jueves, 19 Febrero 2015 11:18

Se busca político ejemplar y honrado

por
sebusca

Ese ejercicio de ejemplaridad del que los dirigentes políticos debieran de dar muestras ha pasado de ser el objetivo prioritario de los mismos a la hora de dar por sentada su honradez y legitimidad para representar a aquellos que les dieron su confianza en las urnas. No conformes con ello, salen a relucir nuevas tramas de calado público como consecuencia de la plena libertad dada a los individuos que han demostrado no merecerla y hemos caído de nuevo en el grave error de legitimar a quien no lo merece. La osadía ha llegado a los agentes sociales, los valedores del mercado laboral y consecuentemente, los que pueden dar esos recursos económicos tan necesitados de la sociedad española para seguir adelante.

 

El ser humano demuestra de nuevo que no solo es capaz de tropezar dos veces en la misma piedra, sino que se está dando golpes contra el mismo obstáculo sin aprender nada para evitarlo. Estos sindicatos que han dejado vacías las arcas de los desempleados no merecen otra pena que la de sufrir las consecuencias más legalmente establecidas para las condenas que le sean procedentes. Unaa organización creada para servir a ultranza en la salvaguardia de los derechos de los trabajadores se permite arrasar con los recursos establecidos para surtir una serie de beneficios del colectivo sin empleo y adueñarse de los mismos en beneficio propio; si esto no es una falta de respeto, una ausencia de dignidad y un robo a mano suelta, que venga alguien a contradecirlo.

 

Esta sinrazón da alas a la Patronal para acometer todo lo que el Gobierno le ha concedido como consecuencia de la Reforma Laboral y campa a sus anchas en una creciente alusión de que los mercados españoles vuelven a resurgir de sus cloacas; claro que estas supuestas garantías de regeneración laboral viene de los discursos dados por mandatarios y directivos de empresas afines con el Gobierno, con el Ibex35, con grandes capitales en el extranjero y una mano de obra barata e indigna de la que se aprovechan en el colectivo de desempleados españoles para acarrearse más beneficio y productividad con el menor gasto posible.

 

La crisis no es historia, la crisis está en las calles de nuestros pueblos y ciudades, en los bares vacíos, en los carros de la compra con los alimentos básicos, en las casas gélidas por falta de recursos económicos para el pago de la calefacción, en las puertas de los colegios a los que acuden los padres y madres a recoger a sus hijos por no tener empleo, a las tertulias de la calle repleta de parados y jubilados preocupados porque su pensión no llega a cubrir las necesidades no solo de su hogar, sino del de sus progenitores en las listas del INEM. Pero todo esto parece no saberlo el Sr. Rajoy inflamado de satisfacción por la falta de carisma de los partidos en liza que le hacen según sus datos, ganador de las próximas elecciones autonómicas y municipales; todo esto parece no saberlo el Sr. Rajoy que debe de tomar café en algún establecimiento repleto de personajes con solvencia económica suficiente y no en los bares de los barrios humildes de la geografía española que aún permanecen abiertos.

 

¿Dónde está el pasado de la crisis señor Presidente? No desde luego en el entorno donde usted vive, ni en los de sus familiares próximos que no son conscientes de la falta de alimentos en cientos de miles de hogares españoles y no saben de las necesidades de los progenitores para pagar los estudios de sus hijos sin otra ayuda, en multitud de ocasiones, que la de los abuelos. Esto no es el final de la crisis, esto es el continuo sinvivir de un pueblo sin derechos. Ahora no valen medias tintas con la Justicia, es la hora que tenía que llegar tarde o temprano, para que los culpables de los robos al erario público sufran sus consecuencias.

 

Quien la hace la paga y el que ha cometido un delito de malversación de caudales públicos o cualquier otro que se le asemeja pues, como dijo la Presidenta andaluza, “que lo crujan” bien pero antes, que estrujen al máximo lo que puedan para que devuelvan lo apropiado con sus desmanes. Aquí no hay formaciones políticas que valgan, ni ideales progresistas, socialista o marxistas que lo oculten, aquí hay un pueblo que pide Justicia, con letras mayúsculas, que pide una devolución inmediata de los derechos perdidos que se ha demostrado podían haberse cubierto con los miles de millones defraudados por los corruptos.

 

Aquí no hay paz suficiente hasta que los políticos se laven la cara y las manos ensuciadas por sus colegas con el ´único elemento capaz de hacerlo, la cárcel. Solo entonces comenzaremos a creer en la posibilidad de salir airosos de una situación infame en la que nos hemos visto envueltos por falta de prevención sobre una calaña a la que no podemos caer en el error de generalizar. La política, destinada al servicio del ciudadano, es el recurso indispensable al que debemos asirnos a pesar de la experiencia tenida hasta ahora. Ese es el instrumento esencial para volver a ser una sociedad regenerada, con un porvenir acorde con nuestros valores y no recordados por el timo de unos magos metidos a políticos ilusionistas que hipnotizaron a la sociedad para conseguir sus objetivos.  

Miércoles, 18 Febrero 2015 13:28

Podemos comienza a deteriorarse

por

A la vista de cómo están evolucionado los acontecimientos, todo parece indicar que el fenómeno Podemos tendrá un recorrido bastante más limitado de lo que aparentaba en un principio. Son varios los analistas políticos que se decantan por definirlo como una aventura, basada en un trasnochado populismo de escaso recorrido, alentado por un colectivo de iluminados con aspiraciones apologistas, sin ideología concreta ni pasado y con los bolsillos hueros de circulante.

 

Los principios de Podemos se circunscriben a recortes del comunismo adaptados a su propia conveniencia y con eslóganes publicitarios fácilmente entendibles por los ciudadanos de a pié, y todo ello ampliamente aderezado con insultos y descalificaciones contra lo que ellos, despectivamente, denominan como casta, pero sin aportar nada conciso ni constructivo. Iglesias, Monedero y Errejón, como líderes más destacados de este nuevo partido, auténticos vendedores de humo y entelequias, se han propuesto arreglar el mundo a golpe de espectáculo, pamplinas y promesas en este país nuestro con un paro insufrible y masacrado por la galopante corrupción, encontrando un fértil terreno para que prospere su vacuo discurso, pero sin ofrecer método ni formula alguna medianamente creíble y realizable.

 

Tales predicadores, haciendo uso de una demagogia insufrible, una vez más acuden a criticar la manida figura del banquero opulento, inmensamente rico, tripudo y fumador de espléndidos vegueros, cuya misión y destino consiste en explotar a menesterosos y desheredados de la fortuna. Pablo Manuel Iglesias, cuan Mesías del siglo XXI, alias “Coleta Hood”, se mueve siempre rodeado de sus apóstoles controlados por el cínico Errejon y Monedero, noble como una cobra, sorprendidos ya con el carrito de los helados por la comisión de posibles irregularidades en proceso de investigación.

 

Que el dirigente de Podemos rete a Rajoy con la convocatoria de elecciones anticipadas, no es más que una burda maniobra, cargada de oportunismo, sabedor de que tanto su show televisivo en la Sexta como los restantes recursos se le están agotando y en la mochila nada guarda con que sorprender al personal. Tiempo que PP y PSOE aprovecharan para descubrir nuevos y nada claros enjuagues del incipiente partido. La exigencia de explicaciones a Podemos ya parten de todas las restantes formaciones políticas. Las dudas sobre sus fuentes de financiación crecen en progresión geométrica y el silencio como contestación nunca ha sido la mejor solución sino todo lo contrario, hasta el grado de que el PSOE exija la expulsión del partido de Monedero.

 

Como última majadería de los incongruentes e incompetentes dirigentes de Podemos, ha aparecido en los medios el posible fichaje del infiel empleado del Banco HSBC, Hervé Falciani, a quien han encargado la elaboración de un informe de medios de actuación para combatir el fraude a Hacienda, con la pretensión de incluirlo en el programa del partido. El presente año y dependiendo de lo que ocurra con el resultado de los procesos electorales a celebrar, municipales autonómicas y generales, resultará de vital importancia para el futuro de España. Nadie se atreve en estos momentos a aventurar un pronóstico, si bien, la constitución de un Gobierno sin mayoría suficiente para mantener la línea de progreso actual, podría acarrearnos problemas de inconmensurables consecuencias como los padecidos y casi olvidados de años anteriores...

 

Sobre la parcela de poder que pueda corresponderle a Podemos, no debe quitarnos el sueño ni intentar establecer paralelismos con lo ocurrido en Grecia porque todo parecido es mera coincidencia a nivel político, social y económico. Con el paso del tiempo, el partido de Pablo Iglesias irá perdiendo posiciones en las encuestas como ya ha comenzado a ocurrir y se disolverá como un azucarillo.

 

Los sondeos de opinión realizados, no guardarán una relación exacta con el resultado de las urnas como está más que demostrado, unido a que al tratarse de un partido de reciente creación, carece de medios humanos con preparación y formación suficiente para gobernar un país. Todo ello sin que a lo largo de los meses no continúen apareciendo presuntas financiaciones irregulares, etc. que en nada les beneficiaría. ¡¡Tiempo al tiempo!!  

Miércoles, 18 Febrero 2015 10:11

Políticamente correcto

por

Veo que hay poca crítica a las declaraciones del político emergente al quieren encumbrar para un futuro apoyo con el partido gobernante. La actitud de ser políticamente correcto ya empieza a hartarme, ha colmado el vaso las últimas declaraciones “del Rovira”, ese que se llama demócrata, el desgajado del Partido Podrido, pero siempre unido a él, partido unido con sus pústulas, unas llamadas engordaderas, otras pestilentes, por ser más radicales que donde salieron, las engordaderas están claras, son las que buscan esos votos que se les escapan por su no incumplimiento de parte del programa electoral anterior, aunque básicamente admiten el incumplimiento del resto, los otros por el no cumplimiento de ser más represor.

 

Anteriormente hubo otras declaraciones más acusadas desde la vertiente patronal catalana, pero a este supuesto antiseparatista catalán el subconsciente le traiciona por su desprecio a los no catalanes al erigirse en preceptor de los andaluces, en realidad lo que le gustaría es ser rey de Cataluña, solo le hace falta seguir los pasos de Arzallus y demostrar la superioridad de los catalanes sobre los andaluces con un ADN diferenciado.

 

Y lo que me indigna es que los hijos de aquellos emigrantes, primero que no tapen la boca con los votos y segundo que apoyen posturas nacionalistas y patria propia, no se dan cuenta que el siguiente paso será exigir pureza de sangre. Ya practican la endogamia sus dirigentes con este fin, la mezcla se da en aquellos descendientes con apellidos catalanes, hay que aclarar que los apellidos de sus ancestros no vienen de ser hijos de…, sino de ser siervos de…, ese es el origen de muchos apellidos, tomaron el nombre de su señor, pero no significaba que fuesen de su estirpe, bueno alguno si por el derecho de pernada que existía, siempre hijos bastardos, pero siervos y ahora siglos después se comportan como tal.

 

Este hartazgo de falsos patrioteros ha colmado mi paciencia, por medio de forma políticamente correcta según el criterio “del Rivera”, insulta con su deseo de enseñar a pescar (trabajar) a los andaluces, forma política de llamarlos vagos. ¿Qué les parecería a los catalanes si dijera que todos son unos hijos de las cuatro letras?, a mí me declararían básicamente un terrorista y serían capaces de aplicarme la nueva “ley”.

 

En eso si hay unanimidad catalana, igual como en ser de un supuesto país. Pero ¿qué es Cataluña sin los andaluces?, ellos junto a otros emigrantes han levantado esa región, sí, sabemos que por el espíritu mercantil del catalán, pero sin olvidar que unido a las ayudas recibidas para su industria desde el gobierno central, ayuda incluso de la dictadura, la hemeroteca y la historia lo corrobora, a quien le interese, pero imposible para los ciegos nacionalistas de toda índole.

 

Andaluces y otros, emigraron de sus regiones por falta de trabajo, bien por escasez de industria o porque los terrenos existentes son latifundios en manos de cuatro…, o grandes extensiones de terrenos dedicadas a la caza para que los pudientes de otras regiones vayan a cazar, catalanes entre ellos. Los vagos son los explotadores, los caciques, los terratenientes, pero a esos, ciertos catalanes no les llaman vagos, sino “amigos”, amigos de fechorías, si, de fechorías, porque es delincuencia permitir el abandono de las tierras, tierras que bien gestionadas podrían crear industrias en beneficio de toda una región, pero eso tampoco les interesa a esos llamados padres de su patria, porque “su industria se resentiría”.

 

En definitiva son triplemente explotadores, de sus empleados emigrantes, de sus propios paisanos e indirectamente de los ciudadanos de otras regiones, ya una vez existió el conflicto de los siervos contra los nobles catalanes, “Conflicto de las Remensas” iniciado en 1460, Juan II de Aragón los liberó de su servidumbre humillante con el Tratado de Guadalupe de 1486. Los nuevos siervos están en la misma situación pero ciegos, los anteriores se sublevaron, los actuales aceptaron que estos nuevos nobles iniciaran los recortes en sanidad, educación…, que luego el gobierno del Partido Podrido se ha encargado de extender al resto de España, les da lo mismo ciegos y sumisos. 

 

siervo
Lunes, 16 Febrero 2015 09:47

¡TRISTE ÉPOCA LA NUESTRA!

por

Estoy convencido de la necesidad urgente de establecer un orden jurídico mundial, que bajo el influjo de la justicia social, activada tanto por instituciones públicas como privadas, permita a los seres humanos armonizar el planeta, establecer unas directrices financieras adecuadas al bien colectivo y no al interés particular de unos pocos. Este mundo dejará de ser habitable si las desigualdades continúan creciendo. No puede haber convivencia pacífica, sino eliminamos las barreras del egoísmo que nos enfrentan, con un reparto equitativo de los bienes sociales. En una sociedad como la actual, sin principios, ni éticas, con un aluvión de injusticias, no es factible que se respeten los derechos humanos, por mucho que los vociferemos y los recordemos. No será por leyes, ni tampoco por onomásticas, pero quizás nos falte el auténtico compromiso del genuino amor hacia los demás, para que nos podamos abrazar en la bondad toda la especie, de manera fraterna.

 

Desterrado el vínculo que nos une, muere también cualquier tipo de conciliación. Todo fracasa, hasta la misma celebración del día mundial de la Justicia social (20 de febrero), encaminada a erradicar la pobreza, promoviendo trabajos decentes y pleno empleo, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social, lo que conlleva a una vida digna para todos. Qué bueno que la dignidad formase parte de todos los seres humanos.

 

Reconozco que una profunda amargura nos embarga a multitud de ciudadanos, unos porque se encuentran desempleados y otros, porque teniéndolo, se les remunera con salarios ínfimos, dejándolos sometidos, tanto a ellos como a sus familias, en condiciones de vida totalmente míseras. Considero vital que la ética ciudadana reencuentre su espacio en la gente poderosa, en las finanzas y en los mercados, poniendo más interés en auxiliar a los excluidos del sistema. La solidaridad no consiste en entregar migajas, o aquello que nos sobra, se trata de poner en condiciones más ventajosas, para que cada uno libremente pueda avanzar a su ritmo, poblaciones enteras que se ahogan infrahumanamente.

 

Téngase en cuenta, que los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más pronto que tarde. Por consiguiente, ya no podemos tolerar que las finanzas de los poderosos nos destruyan, en lugar de servir a las necesidades de toda la ciudadanía, especialmente la de aquellos más pobres. Ya no sirven las palabras, es la hora de la acción urgente, de que los gobiernos de todo el mundo, se comprometan a desarrollar un activo mundial capaz de promover un impacto social de mínimos, para que los marginados al menos puedan levantar cabeza. Indudablemente, ante las graves situaciones de injusticia que sufren una buena parte de la ciudadanía, las profundas desigualdades sociales cada día más horrendas, y las penosas condiciones de desventaja en las que se hallan poblaciones enteras de todos los continentes, no podemos caer en la indiferencia o en mirar hacia otro lado.

 

En los últimos tiempos, se vienen produciendo, en todo el orbe, fenómenos vergonzosos para la propia especie humana, auténticos fenómenos de explotación, sobre todo en perjuicio de los trabajadores más débiles, migrantes o marginales. En todos los países se debieran asegurar unos niveles salariales adecuados al mantenimiento del trabajador y de su familia, incluso con cierta capacidad de ahorro. Igualmente, todas las naciones debieran asegurar una cultura más humana y menos interesada.

 

De no cesar este injusto clima de despropósitos, podemos llegar a un suicidio colectivo de la propia especie, unos por amargura y otros por tormento. Naturalmente, no podemos quedarnos quietos sin hacer nada. Hay que reiniciar nuevos modos y maneras de vivir, escuchando todas las voces, y cuidando mucho más las desapariciones forzadas. Tampoco podemos truncar proyectos de vida porque nos estorben o nos sean molestos para nuestros intereses. Sin duda, el mundo ha de reconciliarse con su propia especie y buscar menos divisiones que no conducen a buen puerto.

 

La dársena de la paz llega por la vía del entendimiento, sin vencedores ni vencidos, sin destrucción del adversario, sin muchedumbres explotadas y oprimidas, con la liberación de los ciudadanos y la consolidación de sus derechos y obligaciones. ¡Triste época la nuestra! Desgraciada la generación que desprecia a sus mismos progenitores, a su idéntico linaje, cuyos gobiernos merecen ser juzgados y cuya justicia es una injusticia permanente.

 

El mercado todo lo compra, todo lo decide a su manera y antojo, sin contar con los moradores de los pueblos, sobre todo aquellos ciudadanos extenuados por largas e intensas privaciones que piden logros de bienestar tangibles a sus dirigentes de manera inmediata, y una adecuada satisfacción de sus legítimas aspiraciones. Indudablemente, es muy fácil sembrar lenguajes, apenas cuestan nada las palabras, pero la reconstrucción moral exige algo más que buenos deseos, o una concepción de la realidad impuesta por la fuerza, requiere reconocer íntegramente el valor supremo del ser humano, de la conciencia humana, vinculada únicamente a una atmósfera de armonía globalizada. Por tanto, hay que ir más allá del mero reconocimiento de estos derechos universales para reafirmar, que es un estricto deber de justicia, impedir que queden sin satisfacer las necesidades humanas fundamentales de algunos ciudadanos, o sea las básicas, mientras otros lo dilapidan todo.

 

Advertía, en su tiempo, el filósofo griego Aristóteles, que "cometer una injusticia era peor que sufrirla". Pienso que tenía razón. En consecuencia, que circunstancias como el lugar en el que una persona nace, se desarrolla, su género o grupo étnico, determinen su calidad de vida, es la mayor iniquidad que pueden cometer unos sujetos pensantes. Ciertamente, la inmoralidad siempre es diabólica, pero es más horrorosa ejercida contra un desdichado.

 

Por desgracia para todos nosotros, estamos creando un mundo cruel, con modelos de desarrollo discriminatorios, insostenibles y corruptos, donde el diálogo ya está marcado por el poder, y no por los pobres. Miles de millones de ciudadanos se encuentran totalmente desprotegidos, sin protección social alguna, y todo por haber nacido en un territorio castigado por la exclusión. Ahí radica el gran absurdo nuestro, pretendemos ser justos sin serlo, es el guión perfecto para la obra maestra de la deslealtad. ¿Habrá mayor ingratitud que ser traidores con nuestra propia estirpe?

 

El corazón ciudadano, obviamente, no puede estar muy tranquilo. Nuestra obligación de sobrevivir va en los genes, y además va consonancia con nuestro específico hábitat, con ese cosmos armonioso del cual dependemos. Por tanto, el mundo tiene que equilibrarse hacia la inclusión social, no puede permanecer impasible a tantas lágrimas vertidas por corazones inocentes, que forman parte de su mismo tronco humano. Esta es la gran movilización pendiente, que no es otra que un llamamiento a la justicia social más allá de las conmemoraciones, que están bien, pero que mejor estarían con otras políticas de hechos y de iniciativas.

 

Yo, de momento, no veo corrección por ningún sitio; en cambio, sí que veo un descontento planetario común que debiera conmovernos al menos para ponernos a trabajar en serio. Sobran las promesas. Y, desde luego, faltan nuevos aires para que las crisis humanitarias no sigan avanzando. Por eso, la falta de justicia social universal debería constituir una ofensa para todos nosotros, pues, como dice un adagio, al ser humano sólo le puede salvar otro ser humano.  

A la vista de cómo están evolucionado los acontecimientos, todo parece indicar que el fenómeno Podemos tendrá un recorrido bastante más limitado de lo que aparentaba en un principio. Son varios los analistas políticos que se decantan por definirlo como una aventura, basada en un trasnochado populismo de escaso recorrido, alentado por un colectivo de iluminados con aspiraciones apologistas, sin ideología concreta ni pasado y con los bolsillos hueros de circulante.

 

Los principios de Podemos se circunscriben a recortes del comunismo adaptados a su propia conveniencia y con eslóganes publicitarios fácilmente entendibles por los ciudadanos de a pié, y todo ello ampliamente aderezado con insultos y descalificaciones contra lo que ellos, despectivamente, denominan como casta, pero sin aportar nada conciso ni constructivo. Iglesias, Monedero y Errejón, como líderes más destacados de este nuevo partido, auténticos vendedores de humo y entelequias, se han propuesto arreglar el mundo a golpe de espectáculo, pamplinas y promesas en este país nuestro con un paro insufrible y masacrado por la galopante corrupción, encontrando un fértil terreno para que prospere su vacuo discurso, pero sin ofrecer método ni formula alguna medianamente creíble y realizable.

 

Tales predicadores, haciendo uso de una demagogia insufrible, una vez más acuden a criticar la manida figura del banquero opulento, inmensamente rico, tripudo y fumador de espléndidos vegueros, cuya misión y destino consiste en explotar a menesterosos y desheredados de la fortuna. Pablo Manuel Iglesias, cuan Mesías del siglo XXI, alias “Coleta Hood”, se mueve siempre rodeado de sus apóstoles controlados por el cínico Errejon y Monedero, noble como una cobra, sorprendidos ya con el carrito de los helados por la comisión de posibles irregularidades en proceso de investigación.

 

Que el dirigente de Podemos rete a Rajoy con la convocatoria de elecciones anticipadas, no es más que una burda maniobra, cargada de oportunismo, sabedor de que tanto su show televisivo en la Sexta como los restantes recursos se le están agotando y en la mochila nada guarda con que sorprender al personal. Tiempo que PP y PSOE aprovecharan para descubrir nuevos y nada claros enjuagues del incipiente partido.

 

La exigencia de explicaciones a Podemos ya parten de todas las restantes formaciones políticas. Las dudas sobre sus fuentes de financiación crecen en progresión geométrica y el silencio como contestación nunca ha sido la mejor solución sino todo lo contrario, hasta el grado de que el PSOE exija la expulsión del partido de Monedero. Como última majadería de los incongruentes e incompetentes dirigentes de Podemos, ha aparecido en los medios el posible fichaje del infiel empleado del Banco HSBC, Hervé Falciani, a quien han encargado la elaboración de un informe de medios de actuación para combatir el fraude a Hacienda, con la pretensión de incluirlo en el programa del partido.

 

El presente año y dependiendo de lo que ocurra con el resultado de los procesos electorales a celebrar, municipales autonómicas y generales, resultará de vital importancia para el futuro de España. Nadie se atreve en estos momentos a aventurar un pronóstico, si bien, la constitución de un Gobierno sin mayoría suficiente para mantener la línea de progreso actual, podría acarrearnos problemas de inconmensurables consecuencias como los padecidos y casi olvidados de años anteriores... Sobre la parcela de poder que pueda corresponderle a Podemos, no debe quitarnos el sueño ni intentar establecer paralelismos con lo ocurrido en Grecia porque todo parecido es mera coincidencia a nivel político, social y económico.

 

Con el paso del tiempo, el partido de Pablo Iglesias irá perdiendo posiciones en las encuestas como ya ha comenzado a ocurrir y se disolverá como un azucarillo. Los sondeos de opinión realizados, no guardarán una relación exacta con el resultado de las urnas como está más que demostrado, unido a que al tratarse de un partido de reciente creación, carece de medios humanos con preparación y formación suficiente para gobernar un país. Todo ello sin que a lo largo de los meses no continúen apareciendo presuntas financiaciones irregulares, etc. que en nada les beneficiaría. ¡¡Tiempo al tiempo!! 

Viernes, 13 Febrero 2015 18:05

Qué te ha pasado con Pedro, Tomás?

por

Mientras el ministro de Exteriores intenta deshacerse del incordio que le resulta a su partido el avance de la formación política Podemos, aludiendo al hecho incongruente de que por culpa de sus amigos griegos el Gobierno presidido por Rajoy no ha tenido medios suficientes tras el préstamo al pueblo heleno con los que subir las pensiones o las prestaciones por desempleo, la oposición sigue su marcha acelerada hacía el desplome de las pocas garantías que le quedan.

 

Es realmente improcedente el hecho de que el actual Secretario General de los socialistas y posible candidato a Moncloa haya mandado al garete a su número uno en la Comunidad de Madrid con unas explicaciones más bien superficiales y hasta ahora, carentes de cualquier motivo por el cual destituir a D. Tomás. Ni ha esperado a los resultados de las cercanas elecciones andaluzas para decidir por motivos que trascenderán en su momento, a descalificar a su compañero de partido en cuestión de segundos. Pues estamos apañados con los representantes políticos si ya se preocupan más de lo que el otro haga que de llegar a acuerdos convenientes o construir programas sugerentes a los ciudadanos con los que atraer su voto.

 

Más bien lo contrario, unos quieren que el Gobierno del PP adelante las elecciones con el tic-tac de su onomatopéyica banalidad, otros siguen sumando personajes a la larga lista de imputados por quedarse con el dinero de los desempleados, otra parte maneja la intencionalidad de voto acompañándola de su interés por desafiar la unión del Estado y los que ahora manejan el chiringuito en el que se ha convertido nuestro país, ni dimiten, ni se ofuscan ni tan sólo muestran el más minímo gesto de contrariedad con los hechos delictivos de compañeros con los que siguen manteniendo un contacto en sus perfiles sociales.

 

Eso de que la crisis ha pasado a la historia no se lo cree ni quien lo dice, tan sólo leyéndolo en unas notas aprendidas a medias que declama de manera imprudente en sus apariciones y le hace aparentar un engorde de satisfacción donde tan sólo se presume una interpretación mal ejercida de un programa ideado por otros, liderado por él y maniatado por él interés del capital.

 

De lo que no cabe duda alguna es de que la decisión del dirigente socialista de mandar a paseo a su hasta ahora Presidente de la Comunidad madrileña, ha sido ejercida de pleno derecho, aunque no sabemos si está decisión ha sido consecuencia de unas malas relaciones por opinar de distinta forma sobre las posiciones a definir en las próximas elecciones. Ahora vendrá otro, uno que ya estuvo y que vuelve a la luz pública con el visto bueno de unos pocos y la cartilla leída por su instructor; pero otros pocos se encuentran insatisfechos con esta actuación y aplauden a un Tomás que se muestra decidido a no ser manipulado por quien llego más tarde.  

Viernes, 13 Febrero 2015 10:54

Estoy cansado de estar pendiente

por

Dura es nuestra vida cotidiana por la familia, el trabajo, la presión fiscal, los embustes de nuestros gobernantes, las mentiras televisivas, la subida o bajada del petróleo no acorde con el precio final que pagas en la Gasolinera, la desinformación, la rabia por la impunidad de los corruptos y defraudadores a pesar de sus fechorías, la dilatación de las causas, la prescripción de los delito sin devolver lo robado ni entrar en prisión, las campañas de marketing de las grandes compañías al tratarte como un niño con golosinas para la compra de productos.

 

El estar pendiente de los extractos del Banco porque puede aparecer un cobro imprevisto, teniendo que aclarar dicho entuerto pidiendo permiso, pues solo abren por las mañanas, cobro a consecuencia de una llamada telefónica, generalmente un seguro gratuito durante tres meses que no deseas y lo rechazas en la misma, pero te cobran de inmediato, y te preguntas ¿cómo saben mi teléfono?, indagas y llegas a la conclusión que la información viene del propio Banco, la Cia. Telefónica, el concesionario donde has comprado el automóvil…

 

harto

 

Lo mismo con el tendero habitual a quien pides 200 g. de jamón de York, y son 280, pides ½ de carne picada y son 600 g., te das cuenta al llegar a casa y mirar el tique de caja, porque siempre haces la compra confiado y con prisas; te da rabia por haberlo advertido varias veces antes, llegando un momento que harto casi le insultas. ¿Y con el pan?, un obrador nuevo vende tres barras de pan por 1€ cuando lo habitual es 45 cént. cada una, empieza la guerra entre obradores y te preguntas, ¿todos estos años me han estado robando?, ¿no hay un organismo de vigilancia de precios?, ¿no existe un precio mínimo o máximo para algo tan básico como el pan?, ¿dónde está expuesto?.

 

Otro tanto cuando tienes un siniestro, sea en la vivienda o con el vehículo, si es en la vivienda y pequeño el destrozo, lo debes de solucionar y luego pasar la factura, si es grande pasa un perito al cabo de varios días, luego el informe y posteriormente te manda a alguien, mientras tanto puede haber pasado 45 días y el destrozo permanece, si lo arreglas apañado estás para cobrar lo que pagas.

 

Con el vehículo igual, lo hacen siniestro total después de haber dejado el vehículo en el taller sin poder estar con el perito, y si no tienes otro medio de transporte te apañas como puedas, nunca te dicen que tienes o puedes tener un seguro de sustitución desde el mismo momento o desde el séptimo día. Otro motivo por el que te dan ganas de estrangular a alguien, entiéndase grandes compañías de seguro, telefonía, Tv o ADSL con las que tienes contratado un servicio, es cuando aparece una campaña donde ofertan el mismo producto más barato de lo pagas, o regalan un móvil de última generación u ofrecen seguros a casi la mitad del tuyo.

 

También cuando no funciona el producto vendido como prometieron, puede llegar ese momento cuando revientas y lo pagas con la/el telefonista, cuando pides que se ponga el responsable, nunca está en ese momento y sueltas un **?ç¿lrz{ amenazando con cambiar de compañía, la persona al otro lado intenta adornar lo imposible, aleccionada, no tiene culpa, pero la sangre va subiendo a la cabeza y cuelgas, en el mejor de los casos te llama algún técnico que no soluciona nada, solo dice que escalará el problema, ni que fuera el Everest por lo que tardan, si lo hacen. Marketing y propaganda que intentan engañarte en muchas ocasiones como a los niños, pero los niños no son estúpidos, terminan recapacitando y algunos batallan.

 

¿Y Hacienda? que te mira hasta las costuras de los calzoncillos, al margen del IRPF, los impuestos directos e indirectos, pero no deja desgravarte la guardería de tus hijos tan necesaria para acceder al mercado laboral, o los gastos ocasionados desde Primaria hasta la Universidad en libros y comedor, todo pagado con IVA, pero sin embargo el uniforme en los privados es desgravable, ¿Dónde está la honestidad política y de los políticos para dar soluciones?, que las hay. Estoy cansado de estar pendiente y amenazar por rabia e impotencia, sin resultados. Exijo soluciones.  

Jueves, 12 Febrero 2015 10:58

Puentes de entendimiento

por

Me asusta el mundo que no considera la igualdad de derechos para las minorías o la independencia del poder judicial, que mira hacia otro lado ante la multitud de migrantes desaparecidos en el Mediterráneo, o que para controlar el orden público utiliza la fuerza militar, porque es preciso evitar que en nuestro corazón se levanten muros de resentimiento y venganza. 

Página 10 de 20

NG Anuncios Destacados


  1. ANUNCIOS DESTACADOS
  2. + PUBLICAR ANUNCIO VISIBLE EN TODO EL PERIÓDICO (20.000 visualizaciones / día)
Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

Entrada no válida

JPG | PNG | GIF (MAX. 200X200px | 150Kb)


Entrada no válida

0,00 EUR


All CMS Templates